Buena respuesta de las economías regionales 

Se debe a que el Gobierno Nacional por medio del Decreto 1060/2020 eliminó a partir del 1 de enero de 2021 el tributo aduanero para algunos bienes que, en su mayor parte, estaban gravados con una alícuota variable de 3 pesos por dólar FOB (equivalente actualmente a un 3,3% del valor FOB).


12 de enero de 2021

Las cadenas alcanzadas por el nuevo arancel 0% son las de carne ovina y caprina, huevos deshidratados, acuicultura, apícola, productos hortícolas (tomate, pimientos, cebolla, ajos, puerros, esparrago, etc), hongos, olivícola, maíz dulce, legumbres y mandioca.

También la producción de frutos secos, frutas tropicales, cítricos dulces, cítricos, uva en fresco y pasas de uva, cucurbitáceas, frutas de carozo, frutas finas, peras y manzanas, infusiones, semillas, quinua, especies, alfalfa, alimentos en base a frutas, jugos de frutas y aceites y esencias de cítricos.


El Secretario de Alimentos, Bioeconomía y Desarrollo Regional del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Marcelo Alós, destacó el reconocimiento brindado por las autoridades de Agricultura y Producción de todas las provincias del país, a la medida tomada por el Gobierno Nacional de bajar los derechos de exportación a 0%, para los productos de las economías regionales, y manifestó que el gesto “fue muy bien recibido, porque esta es una política pública que el ministro Basterra implementó desde el momento en que asumió, con una readecuación de las retenciones que han beneficiado al sector”.

En ese marco resaltó que “las economías regionales respondieron bien, porque en el 2020 en medio de una pandemia, con una situación bien compleja, produjeron más y sobre todo exportaron más.” Asimismo, el secretario explicó que “este ha sido un sector muy relegado y nosotros lo visualizamos como estratégico, porque genera agregado de valor, empleo y arraigo territorial” 

Consultado en particular sobre cuáles fueron las medidas que se tomaron desde el Gobierno para mejorar la competitividad del sector vitivinícola, Alós detalló que “en el mes de octubre más que se duplicaron los reintegros a las exportaciones de estos productos. El mosto por ejemplo pasó del 2,5 al 7%, en el caso del vino a granel que estaba en 3 puntos pasó al 7%, dos casos en donde más que se duplicó, y en el vino fraccionado pasó del 3,25 al 7%, es decir, en todos los casos hubo un beneficio para el sector que exporta de más del 100% respecto de lo que venía recibiendo hasta el mes de octubre”.

En esa dirección, el funcionario expresó que “hay que mencionar también la batería de créditos que desde el ministerio de Desarrollo Productivo se puso a disposición, la política de comercio exterior desplegada, la posibilidad de hacer acuerdos bilaterales con alguno países que se está haciendo a través de la Cancillería, la cuestión fitosanitaria  -este año se triplicaron los fondos para lobesia botrana respecto del 2019-.

Por último, Alós explicó “tenemos una mirada fiscal, no podemos bajar los derechos de manera improvisada y porque sí, cosa que ya se hizo en otro período y sufrimos un agujero fiscal importante, hay que cuidar los precios internos y el poder adquisitivo de la gente”, y agregó que “otra meta muy importante es que además de generar empleo, valor agregado y arraigo, las economías regionales participen del esquema macroeconómico aportando los dólares que Argentina necesita”.