“Los empresarios también deben tener una mirada razonable y asumir responsabilidades laborales”  

Nos contactamos con el dirigente sindical Juan Carlos Schmid para conversar sobre la actualidad gremial, en un marco de negociaciones paritarias y medidas de fuerza que se están llevando adelante en puertos del país, con cese del servicio de remolque.


04 de enero de 2021

A raíz de la situación actual, de varios días de interrupción de la actividad de remolque en puertos del país, Juan Carlos Schmid, secretario general la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) y de la Federación Marítima Portuaria de la Industria Naval de la República Argentina (Fempinra), nos explicó que estableció contacto con los gremios involucrados pero aclaró que se trata de una cuestión paritaria en el marco de negociaciones que tienen que ver con los salarios.  
Asimismo, Schmid advirtió que "lo que ocurre es que también, a raíz de la pandemia, ha habido muchos sectores empresarios que se han querido aprovechar de la situación laboral, entonces se esgrime el tema sanitario, cuando no asumen la responsabilidad en su conjunto.” 
En esa línea agregó, "toda esta crisis está indicando justamente que existe un costo social muy grande y que la caída de la actividad económica ha provocado además muchos despidos y que haya una precarización del trabajo. Por lo tanto, el empresario tiene que tener una visión no sólo de rentabilidad económica, sino una mirada mucho más razonable y abarcativa contemplando el contexto, y lo que están reclamando los sindicatos."
Por otro lado recordó "que ninguna de estas actividades fue paralizada ante la pandemia, porque son esenciales. Incluso en muchos casos algunas empresas se han visto beneficiadas. Este año se dio un conflicto muy largo con el sector aceitero donde hay empresas que han facturado el doble aún con pandemia.”
Schmid señaló que “el sindicalismo va a tratar de recuperar el poder adquisitivo que se ha perdido a lo largo del año pasado, producto de las restricciones económicas"; y agregó "esperamos que los armadores y los operadores portuarios entiendan también que la presencia del covid-19 no implica que no podamos discutir mejoras salariales o modificaciones de los convenios colectivos de trabajo. "
En cuanto al balance para el sector de Dragado y Balizamiento que preside, dijo que éste ha sido un año difícil, marcado por un lado por la pandemia, y además por la situación del río Paraná (bajante histórica), pero destacó que las actividades nunca se paralizaron, que se ha cumplido con los protocolos, "incluso hemos tenido muy pocos contagios, el recambio de tripulación lo hicimos siempre trabajando con el sector empresario, es por ello que hemos cerrado este año con un bono de compensación muy importante entre nuestros trabajadores; y con una relación que no ha sufrido alteraciones. En nuestro caso, no se necesitaron medidas de fuerza porque hubo antes un acuerdo logrado en la mesa de negociación. Me gustaría que ese fuera el temperamento que lleven adelante todas las empresas del sector”, concluyó.