Industria Naval

Consorcio sueco devela el buque velero para transporte de automotores más grande del mundo

Mientras la industria global de la navegación trabaja para desarrollar una nueva generación de buques sustentables, el último concepto develado en Suecia recurre al uso de tecnologías innovadoras y avanzadas para aprovechar el viento.

15.09.2020 09:13 | 

La iniciativa consiste en un proyecto colaborativo sueco entre Wallenius Marine, el Real Instituto de Tecnología (KTH), y SSPA, y cuenta con el respaldo de la Administración de Transporte de Suecia, que actúa como co-financiadora. El KTH aborda los desafíos en las áreas de aerodinámica, mecánica de navegación y análisis de rendimiento. SSPA aporta experiencia para el desarrollo y la validación de nuevos métodos de prueba, métodos de simulación aerodinámica e hidrodinámica y simulación de riesgos. El consorcio considera que esta iniciativa creará una nueva generación, revolucionaria y sustentable, de buques veleros para el transporte de carga comercial.

Con el nombre de Oceanbird ("Pájaro del océano"), el concepto se aplica a una nueva clase de buques para el “transporte exclusivo de automóviles y camiones” (“pure car and truck carrier” o PCTC, por su sigla en inglés), que podrá transportar 7.000 vehículos. Con 200 m de eslora y casi 100 m de altura, el concepto está diseñado para lograr un desplazamiento de 32.000 toneladas.

Inspiró el proyecto Wallenius Marine, pionera en el transporte de automóviles. “Nos enorgullece presentar la tercera versión de nuestro diseño, en el que trabajamos durante varios años”, expresó Per Tunell, Director Operativo de Wallenius Marine. “Es crucial que el transporte marítimo se torne sustentable. Nuestros estudios muestran que el viento es la fuente de energía más interesante para el transporte marítimo”.

La combinación de la tecnología de construcción naval con la aerodinámica, así como el uso de simulaciones computarizadas y experimentos físicos, definieron la forma del casco y crearon la tecnología de dirección necesaria para construir el velero más grande del mundo. 

“Nuestro diseño tiene una combinación única en la que casco y jarcia funcionan como una unidad y se optimizó específicamente para la navegación en océanos”, afirmó el Dr. Carl-Johan Söder, Arquitecto Naval de Wallenius Marine. “Con nuestra configuración, el buque tendrá una velocidad promedio de 10 nudos en una travesía transatlántica típica. Un cruce del Atlántico Norte con el Oceanbird tomará unos doce días, en comparación con los ocho días que les toma a los buques convencionales”.

Las innovadoras velas son como alas de avión y utilizan el mismo nivel de tecnología aerodinámica. Están diseñadas para extenderse desde una altura mínima de 46 m, para que el buque pueda maniobrar en los puertos, hasta 60 m y un máximo de 80 m, lo que le permite al buque operar en condiciones óptimas o arrizar las velas en caso de vientos fuertes. A su altura máxima, las velas en forma de alas tendrían el doble de altura que las de los buques veleros convencionales de mayor tamaño.

La jarcia está realizada en acero y materiales compuestos y gira 360 grados para captar el viento de manera óptima. Para que el buque pueda entrar y salir de los puertos y a fin de cumplir con los requisitos internacionales de seguridad, el Oceanbird también estaría equipado con un motor auxiliar.

“El proyecto de desarrollo ha llegado muy lejos,” comenta Richard Jeppsson, Vicepresidente Comercial y de Alianzas de Oceanbird. “Hace poco comenzamos a hacer pruebas con modelos de 7 metros en aguas abiertas y continuaremos en otoño. El diseño estará listo para producción en 2021 y nuestro objetivo es poder realizar el lanzamiento en 2024”.

Mucho más allá del diseño del concepto, el consorcio considera que el Oceanbird demuestra que la industria marítima puede traer aparejados cambios importantes y que el transporte marítimo sin emisiones es posible.