Comunicado de la Fempinra

30.06.2020 19:15 |  Fuente: Fempinra

El Consejo Directivo Nacional de la Federación Marítima Portuaria y de la Industria Naval emitió en el día de la fecha el siguiente comunicado de prensa que transcribimos de manera textual:

La Fempinra ante las agraviantes declaraciones de una organización sindical hermana a través de su Secretario General, se ve en la obligación de aclarar en forma definitiva que esta entidad, que cuenta con una personería gremial, que se encuentra a punto de cumplir 20 años, nunca realizó presentación alguna tendiente a impulsar la pérdida o cancelación de la personería gremial de ninguna organización sindical.

La quiebra, la suspensión y su posterior restitución de dicha personería sindical, no deben atribuirse a una acción externa sino al obrar de la propia administración, conducción y dirigencia, que lleva adelante los destinos de dicha institución sindical.

Esta Federación desde hace largo tiempo viene dando una pelea, absolutamente indelegable, contra el avance de la integración vertical que promueve el capital transnacional en el ámbito portuario, así como también contra los intereses contrarios al Movimiento Sindical a nivel nacional. Si por la organización sindical mencionada fuera, hubiesen prosperado, no solo, las pérdidas de fuentes de trabajo a partir del procedimiento preventivo de crisis, presentado por Terminales Río de la Plata en el 2018, sino también habrían prosperado los negocios promovidos por el Interventor de la AGP, Gonzalo Mórtola y de algunos intereses que otrora quisieron hacer del Puerto de Buenos Aires un negocio inmobiliario, con miles de trabajadores y trabajadoras en la calle.

Desde hace largos años no hemos visto, a quienes desde la ponderación discursiva  de la falsa moral nos cuestionan hoy, no han tenido ningún protagonismo que hiciera a la defensa del Puerto de Buenos Aires y demás puertos de todo el país, así como tampoco se los observó ser activos actores en los grandes acontecimientos nacionales. No se los vio marchar contra los tarifazos, contra la reforma previsional, contra los ajustes del macrismo al que fueron funcionales y no se cuidaron en ocultarlo. Por el contrario, esa organización sindical y la federación que supuestamente la contiene, no han llamado a un paro nacional del sector, ni por reivindicaciones laborales, ni en defensa de la soberanía del comercio exterior. No se han expresado sobre los grandes temas nacionales aún cuando el conjunto del pueblo argentino era víctima de la represión neoliberal.

La historia y nuestras propias fuerzas de trabajadores y trabajadoras, han dado cuenta que nosotros hemos combatido estos atropellos, de la misma manera que estábamos en la calle cuando el pueblo trabajador era reprimido y no viéndolo por televisión compartiendo un almuerzo con el entonces Ministro de Trabajo.

Es evidente que esta estrategia, de quienes siempre hicieron del desmán y el vandalismo una forma de táctica perimida, pretende, fuera de todos los códigos del sindicalismo reivindicativo y del sistema democrático, imponer desde una minoría a una mayoría, que hoy representa la Federación, una instancia de coerción permanente para alcanzar objetivos que nada tienen que ver con los intereses del conjunto.

Nosotros no podemos dejar pasar estas declaraciones, no solo por la integridad y ética de nuestros dirigentes, sino porque nuestros compañeros que han puesto el cuerpo y en  emblemáticas luchas, donde pasaron más de 50 días bajo la lluvia, soportando frío, lejos de sus familias, para preservar el proyecto nacional y popular que el 10 de diciembre del 2019 triunfó en nuestro país y dejó trunco el modelo que algunos sindicatos encarnaron junto a Mórtola, Dietrich y Macri.

Exigimos al Ministerio de Trabajo de la Nación y al Ministerio de Transporte, actuar en el marco de la ley para preservar la integridad física, psicológica y social del conjunto de los trabajadores. Existen herramientas para comprender que una discusión salarial, una negociación colectiva, no es un permiso de impunidad para cometer actos ilícitos ni para el vandalismo. Tampoco para apretar trabajadores.

No vamos a permitir que nuestros trabajadores se vean impedidos de acceder a sus puestos de trabajo, nadie es dueño de las fuentes de trabajo de nuestros compañeros. A las empresas les exigimos que tomen todos los recaudos para garantizar el lugar de ocupación de nuestros compañeros, su seguridad y su normal desempeño en sus puestos de trabajo.


descarga de archivos