Tripulaciones a la espera de que se les permita regresar a casa

Desde la ITF señalaron que no recomendará más extensiones de contratos y asistirá a los marineros que quieran desembarcar de las "prisiones flotantes", para  cumplir las obligaciones del Convenio sobre el Trabajo Marítimo.

22.06.2020 20:01 |  Fuente: El Heraldo; OMI

Una nota publicada en el Heraldo da cuenta que unos 200 mil marineros se encuentran atrapados a la espera de que se les permita volver a sus hogares, aún cuando muchos ya han pasado embarcados más de los once meses máximos estipulados en regulaciones internacionales.

En tal sentido el secretario general de la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte ITF, Steve Cotton, que agrupa a 670 sindicatos de 147 países, afirmó a ese medio, que su organización no recomendará más extensiones de contratos y asistirá a los marineros que quieran desembarcar de las "prisiones flotantes", a fin de cumplir las obligaciones del Convenio sobre el Trabajo Marítimo.

"Ya basta. Los marinos han cumplido su parte y mucho más en esta pandemia. Si lograr que salgan de esos barcos causa caos en las cadenas de suministro, si hay colapso en puertos y si esto provoca que las aseguradores retiren su cobertura y el comercio internacional se detenga, eso está ya en manos de los políticos"

También la Organización Marítima Internacional (OMI), que regula el transporte marítimo, y la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), que hace un seguimiento del comercio mundial, reiteraron los llamamientos a los Gobiernos para que promovieran el bienestar de las tripulaciones permitiendo los cambios de tripulación y asegurando que la gente de mar y demás personal marítimo tuviera acceso a la documentación y las opciones de viaje para que pudieran regresar a sus hogares en condiciones de seguridad. 

Ya se preveía que para mediados de junio de 2020, alrededor de 300 000 marinos necesitarán vuelos internacionales cada mes para permitir el cambio de las tripulaciones de los buques. "Alrededor de la mitad viajará a casa en avión, mientras que la otra mitad tendrá que unirse a los buques. Además, 70 000 trabajadores de los cruceros están esperando para su repatriación. Este proceso se ve actualmente obstaculizado por las restricciones de viaje impuestas debido a la pandemia de COVID-19. Sin embargo, para cumplir con las normas internacionales de seguridad y empleo, y también por razones humanitarias, los cambios de tripulación no pueden posponerse indefinidamente. También se debería facilitar el acceso a la atención médica de la tripulación enferma o lesionada y a las recetas médicas" advertían desde ese organismo.