Mayor compromiso de los Estados Nacionales: factor clave para el futuro de la Hidrovía Paraguay-Paraná

Así lo afirmó Sergio Borrelli, ex interventor de la Administración General de Puertos (AGP), tras participar de la última reunión del CIC, junto a diversos representantes de los países que conforman el organismo.

09.06.2020 19:58 |  Fuente: Comex-Online

En formato de videoconferencia, se llevó a cabo una nueva reunión del Comité Intergubernamental Coordinador de los países de la Cuenca del Plata (CIC), con el objetivo de intercambiar información y atender la crisis hídrica histórica que está afectando a toda la Cuenca. En la misma participaron representantes institucionales y políticos de los países integrantes del organismo (Argentina, Brasil, Bolivia, Paraguay y Uruguay) y la invitada Secretaría Ejecutiva del Comité Intergubernamental de la Hidrovía Paraguay-Paraná (CIH).  Sergio Borrelli, ex Interventor General de puertos entre los años 2012 y 2016, formó parte del encuentro y comparte con Comex-Online sus impresiones sobre el estado de situación de la Hidrovía Paraguay-Paraná.

Participación de los países en el desarrollo de la hidrovía

“En el evento, Bolivia mostró un entusiasmo que acá hace tiempo que no se ve”. Sin embargo, Borrelli advierte que la apuesta de dicho país por la hidrovía sigue siendo oscilante, debido a que al sector privado elige para su actividad otras vías. “Cuando se le ofrece mejores conducciones del otro lado de la costa, se inclina hacia el Pacífico. Gana la simplicidad del sistema, incluso cuando la hidrovía ofrece costos más convenientes. Pensemos que por Iquique o mediante camiones que recorren la cordillera, Bolivia se abastece. Para el sector, esos métodos son más confiables”.

¿Cómo lograr entonces que la hidrovía represente un verdadero factor diferencial para el país andino? Para Borrelli, la respuesta está en el rol del Estado. “No alcanza con el accionar de los privados, ya que van a ir por donde les resulte más conveniente. El estado boliviano debe intervenir y comprometerse”.

Del otro lado del espectro se encuentra Paraguay. En su caso, la hidrovía es una herramienta de vital importancia. Esto queda reflejado en el hecho de que gran parte de su industria y logística gira en torno a ella y que proyecta la construcción de un puente que le permita moverse en el corredor bioceánico.

“El ritmo de crecimiento de la hidrovía en los últimos años lo viene marcando Paraguay”, señala al respecto Borrelli, lo cual también lo vuelve vulnerable a la evolución de sus cargas. Recordemos que entre estas se destacan la soja, el maíz y el mineral de hierro. Del primero, “Rosario es un buen cliente; del segundo, el consumo fuerte es interno e incluso se lo envía a Brasil (para lo cual no necesita la hidrovía). Pero el mayor problema es que Bolivia sufrió una caída en la producción del mineral de hierro, que era su fuerte. Si crecés medio millón más de tonelada de soja en el año, pero te faltan dos o tres millones de toneladas de mineral, vas para atrás. Y eso es lo que pasó”.

En cuanto al caso brasileño, el funcionario destaca la importancia de los dos océanos para la fortaleza de su actividad comercial y posición hegemónica dentro de la región: “la hidrovía ha sido para Brasil la forma más barata de sacar el mineral de hierro, porque tiene a Corumbá al lado del río. Pero, tengamos en cuenta que de ahí sale el 1 % o el 2% de la cantidad de mineral de hierro, al igual que de soja. Y estos son valores chicos”.

Por último, Borrelli se pronunció sobre la participación de Uruguay. “El país oriental se centra en ofrecer servicios portuarios. Creció mucho en lo que es el trasbordo, lo cual derivó en un aumento de sus exigencias y el encarecimiento de las tarifas”.

Cambios a nivel nacional

Recientemente, las provincias de Santa Fe, Chaco y Entre Ríos se unieron a nivel nacional, buscando potenciar los alcances del corredor Paraguay-Paraná. Para el ex interventor de AGP, esto es un acierto, dado que las provincias rivereñas deben ser escuchadas con mayor preponderancia: la hidrovía las afecta en diversos aspectos, como el económico (con la necesidad de sacar la mercadería), el ambiental y el de infraestructura. Sin embargo, advierte que el Estado Nacional no debe delegar su responsabilidad como administrador general del proyecto. “La hidrovía es una herramienta federal y tiene que estar también al servicio de todas las provincias, incluso las cordilleranas. Para eso, el Estado Nacional tiene que estar al frente de la gestión”.