En la búsqueda del desarrollo productivo para generar empleo

Ese es el objetivo de la nueva gestión del Puerto de Mar de Plata. Apuntan a mejorar la infraestructura para poder atraer más carga. El dragado y el retiro de buques inactivos, son dos temas prioritarios que requieren solución, destacó el flamante presidente del consorcio portuario.

01.06.2020 10:41 | 

A través de una entrevista por videoconferencia, conversamos con Gabriel Felizia, actual presidente del consorcio regional del Puerto de Mar del Plata, quien nos explicó: "A nosotros cuando llegamos acá, nos plantearon algo simple: más desarrollo productivo para generar empleo. Ese fue la pauta del Gobernador de la Provincia de Buenos Aires con respecto a este puerto, y eso desgrana todo el resto de la tarea que tenemos que hacer" destacó. 

-En ese esquema, ¿cuáles son los focos de atención de esta gestión que comienza?

Gabriel Felizia: Primero, hay una cuestión logística que tenemos que resolver. Tanto la necesidad del dragado, como la de retirar los buques inactivos para liberar espacio en el muelle, son dos temas centrales que requieren soluciones para que el Puerto de Mar del Plata pueda generar mayor capacidad productiva.

-¿Cuál es la situación del dragado en la actualidad? 

-G.F.: En los cuatro años anteriores, la dirección del Consorcio planteó algo con lo que nosotros no estamos de acuerdo, que es que el puerto tenía que ser autosustentable. Nosotros consideramos, en cambio, que en esta estructura económica y de funcionamiento, esa sería una ecuación que lo inhabilita a poder seguir con obras. Hay que tener en cuenta que son contratos en dólares, no es una cuestión sencilla.

Esto tendría que haber empezado en noviembre, con el dragado para los últimos seis meses de este año, no se inició, así que nosotros estamos ahora con ese tema, trabajando para poder realizar el dragado.

Ya se asoma el banco en la Escollera Sur, los días de viento, así que tenemos que resolverlo cuanto antes porque sino vamos a tener problemas. En eso estamos, encarando la batimetría, los estudios ambientales, para poder llamar a una Licitación para el dragado.

Pero por otro lado, estamos planteando que no puede ser que el Puerto de Mar del Plata piense cada dos años en este problema, es imposible el funcionamiento del puerto en esos términos. 

- ¿Qué diálogo están teniendo con el Gobierno respecto a este problema?

- G.F.: Estamos trabajando con el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires de cerca en ese tema como corresponde, tanto con el Ministerio de la Producción, como con la Subsecretaría de Asuntos Portuarios, pero primero necesitamos contar con la batimetría para poder realizar el llamado a licitación. 

- En cuanto al tema de barcos hundidos, ¿cómo es la certificación de los cupos para el recambio de los buques, cómo están manejando el retiro de embarcaciones en el puerto?

- G.F.: Nosotros tenemos en este momento 52 barcos inactivos, en las categrorías de hundido, semihundido y algunos sobre tierra; el problema que tenemos es que esos buques nos ocupan el 30 por ciento del muelle.

Es decir, un tercio del Puerto de Mar del Plata está con chatarra, por lo tanto eso disminuye la capacidad operativa del puerto. Ese es un problema muy serio, que lo estamos encarando para tratar de resolver.

En todos los años anteriores, no pudieron sacar ni uno de esos barcos. Así que en nuestra agenda, ese es hoy un tema prioritario. Ingresan muchos buques en este puerto, y tenemos un serio de problema de operatividad. El reglamento está, hay que llevarlo a la práctica. 

Nosotros también tenemos un Convenio firmado con la Armada Argentina, por la utlización del varadero, para que después entre los privados puedan empezar a resolver el tema de desguace.

Pero lo que no queremos tampoco, es que con los años vuelva este mismo problema. Así que estamos tratando de que ésta sea la última vez que el Puerto de Mar del Plata tenga que sufrir por barcos hundidos. 

- Un problema del puerto, es que la carga regional de su hinterland se va en camión hacia otros puertos como Buenos Aires, ¿cuál es la estrategia para captar esa carga?

G.F.: Para cambiar esa situación primero tenemos que resolver el tema del dragado, de muelles, y poder conformar una estrategia de menores costos para los servicios que presta el puerto; y así vamos a poder ofrecer más líneas que vengan a Mar del Plata, no sólo una línea como tenemos hoy.

Si nosotros logramos eso, seguramente vamos a empezar a trabajar para que sean más los camiones que vienen a este puerto a entregar la carga, y no se vayan al Puerto de Buenos Aires. Pero para ello tenemos que tener un puerto en condiciones. 

- La naviera que ofrece el servicio en el puerto, está haciendo el cambio a un buque mayor en esa terminal, ¿cómo ven la operatoria?

G.F.: El buque que va a venir tiene 171 metros de eslora y va a poder trabajar bien en la terminal, por ahora todo eso está en buenas condiciones.

Nosotros tenemos habilitado el puerto hasta 180 metros de eslora. Además, estamos en contacto con los prácticos, hacemos batimetrías todos los meses -antes las teníamos que contratar, ahora es el puerto que tiene su propio equipo para batimetrías-, así que podemos tener una mirada permanente sobre todo eso, estamos trabajando en una relación muy estrecha tanto con prácticos, como con la Prefectura Naval Argentina. 

- Antes contaban con otro servicio de la naviera MSC que dejó de ir a Mar del Plata ¿cómo se puede volver a interesar a las navieras, creen que es posible en algún momento volver a tener otra línea?

G.F.: El puerto contaba con otro servicio pero creo que tuvo problemas de ingreso por dragado, lo concreto es que dejó de venir y hoy sólo tenemos una línea.

Sin duda alguna, nosotros necesitamos tener más líneas para acortar los plazos, porque el portacontenedor que viene acá, por una cuestión de calado se va luego a Puerto Deseado, también a Montevideo, en Uruguay; y son todos tiempos que resultan costosos, porque la mercadería no termina de transitar como debería. Esos tiempos se aceleran en algunos casos yendo a Buenos Aires, pero nosotros necesitamos trabajar de otra manera para que la carga venga al Puerto de Mar del Plata y poder ofrecer un mejor servicio, más competitivo. 

En eso trabajamos también en conjunto con la terminal TC2, para buscar caminos que nos permitan resolver estas cuestiones, que tienen que ver con los tiempos, para que en el futuro pueda haber más de una línea acá y se pueda hacer mas fluida la parte comercial. 

Algo que necesitamos en este puerto es transformar la matriz de dependencia; sin descuidar en absoluto la pesca, porque este es un puerto pesquero. 

- ¿Cómo se está desarrollando la pesca? ahora tuvieron una excelente temporada del calamar. 

- G.F.: El calamar es una flor que tuvimos en este tiempo, inesperada porque hace varios años que no tenemos esta captura. Esto ha generado un gran movimiento, también mucho trabajo en lo que es el sector de estiba.

Si bien ese calamar como llega se exporta, no tiene una gran incidencia en el trabajo en tierra, pero los fresqueros también capturaron calamar y todo eso generó mano de obra que fue muy necesaria, porque estaba muy parado todo acá, así que el calamar vino a resolver el tema de los volumenes, volviendo a generar actividad. 

- Usted arrancó esta nueva gestión en el medio de la crisis por coronavirus, con dos buques en ese puerto que tuvieron que ponerse en cuarentena con casos sospechosos en la tripulación, ¿cómo se encuentra la situación en la actualidad, cómo están trabajando en este marco de crisis sanitaria? 

- G.F.: Cuando llegué al cargo hacía 14 dias que el puerto recién había comenzado a trabajar, luego de la cuarentena obligatoria, que se abrió cuando la actividad portuaria resultó esencial y desde ahí permanece abierto. El protocolo se cambió ya cinco veces desde que empezó todo ésto, uno de esos cambios lo hicimos nosotros que modificamos por ejemplo la posición de los puestos sanitarios.

Hoy tenemos 3 mil personas que están ingresando por día en el Puerto de Mar del Plata, así que estamos aplicando los protocolos como corresponde, controlamos los puestos, con las respectivas rotaciones que vienen con su protocolo, que hay que darle ingreso. Ahora en junio vamos a volver a cambiar otra vez el protocolo, porque viene el invierno, así que estamos adaptando la infraestructura, además porque esta nueva normalidad de funcionamiento va a seguir.

En todo este tiempo estuvimos trabajando con la pandemia. No fue una situación fácil la que se presentó con esos dos buques. En esos días nosotros le dimos giro al buque que estaba en navegación, lo hicimos entrar, nos pusimos de acuerdo con la gente de sanidad, el SAME, municipal, fue todo un trabajo muy coordinado; y luego los tests dieron negativos así que se desarmó todo el esquema. 

Desde el 23 de abril en adelante que no tuvimos ningún incidente de coronavirus. Estamos trabajando muy bien, con cada una de las industrias que tiene su protocolo, con la Prefectura que nos brinda una ayuda grande. 

Por último, ¿cuál es la relación con los sindicatos? ¿cómo se encuentra la operación de los astilleros ahí?

- G.F.: La relación con los sindicatos es muy buena, cada vez que tenemos que cambiar algo, lo ponemos en la mesa de diálogo, lo tratamos entre todos. La estiba estuvo trabajando muy fuerte todo este tiempo con el calamar, hoy la situación es normal y tránquila, por lo menos así estamos hoy.

Los astilleros están trabajando más fluidamente, antes estaban con turnos, pero ahora ya están todos operando. Es una industria muy importante en Mar del Plata y también están trabajando los talleres sin problemas.