Nueva normativa sobre pagos al exterior

La Cámara de Importadores de la República Argentina (CIRA) advierte que la Comunicación "A" 7030 del Banco Central trae incertidumbre al comercio exterior y dificulta la cadena de valor de las importaciones, poniendo la situación económico-financiera de las industrias y las empresas en general en una peor situación a la existente en el momento.

29.05.2020 22:13 |  Fuente: CIRA

Según la C.I.R.A, la nueva normativa del BCRA endurece, en parte, la Comunicación "A" 7001 publicada hace algunas semanas por la autoridad de aplicación, que legislaba "hacia atrás" y castigaba con la prohibición de girar pagos anticipados al exterior a aquellas empresas que, a la fecha de ingresar al mercado único y libre de cambios y en los 30 días anteriores a la misma, hubieran comprado dólar "MEP" o dólar "contado con liqui".

"Este plazo cambió de 30 a 90 días, dejando sin margen de maniobra a muchas empresas cuyas importaciones deben contar con un pago anticipado como condición comercial para iniciar su fabricación en origen. Si tienen dólar "MEP" o "contado con liqui" no pueden hacer ningún egreso de divisas, o sea no es sólo para anticipos sino también para todos los pagos al exterior."

"Asimismo, obliga a las empresas a utilizar sus reservas de valor (ahorros) en moneda extranjera para realizar el pago de importaciones, pudiendo ingresar al Mercado Único de Cambios solo en los casos en que no cuente con esta posibilidad, y a través de una autorización previa del Banco Central. Se elimina así la posibilidad de pagar libremente al exterior por los compromisos comerciales contraídos entre empresas radicadas en Argentina y exportadores en sus diferentes orígenes."

"Otro tema es el tope para pagos sin contar con autorización previa del BCRA, porque se comparan las destinaciones oficializadas durante el 2020 contra pagos realizados en esa misma fecha, quedando muchas empresas sin margen para poder realizar pagos de importaciones. Además, la nueva normativa permite hacer pagos sin registro hasta 250.000 dólares."

Los importadores advierten esta situación a través de un comunicado en donde se dirigen a las autoridades del Banco Central de la República Argentina, y concluyen acerca de "la necesidad de aplicar reglas de juego claras y duraderas para que el sector empresario pueda tomar decisiones en un momento ya de por sí difícil, atravesando una pandemia sin precedentes y con el riesgo latente de bajar sus persianas".