Organizaciones internacionales se unen para asegurar los sistemas alimentarios, la agricultura y el comercio durante la pandemia COVID-19

Jefes de alimentación y agricultura para América Latina y el Caribe de organizaciones internacionales acordaron apoyar juntos la agricultura y los sistemas alimentarios.

09.04.2020 22:27 |  Fuente: FAO

9 de abril de 2020, Santiago, Chile - Once organizaciones internacionales acordaron unir sus esfuerzos para ayudar a los países de América Latina y el Caribe a asegurar sus sistemas alimentarios y mantener la agricultura y el comercio de alimentos durante la actual pandemia de COVID-19.

La Agencia de Salud Agrícola y Seguridad Alimentaria del Caribe (CAHFSA), el Instituto de Investigación y Desarrollo Agrícola del Caribe (CARDI), la Comunidad del Caribe (CARICOM), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), el Organismo Regional Internacional de Sanidad Vegetal y Animal (OIRSA) , la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y el Programa Mundial de Alimentos (WFP) acordaron los siguientes cinco puntos principales.

Trabajo conjunto: para coordinar sus acciones y ayudar mejor a los gobiernos, las 11 agencias establecieron una plataforma virtual de comunicación e información. Acordaron reunirse cada dos semanas para revisar su trabajo y planificar sus acciones a futuro.

Abogacía: el trabajo conjunto a este respecto se centrará en mantener vivo el comercio agroalimentario, la expansión de los esquemas de protección social para garantizar la seguridad alimentaria de los pobres y vulnerables, normas sanitarias y fitosanitarias comunes y basadas en la ciencia, y el aumento del comercio intrarregional.

Análisis y asistencia técnica: las agencias coordinarán su análisis y asistencia técnica para apoyar el diseño y la implementación de medidas para reducir el impacto de COVID-19 en la alimentación y la agricultura. Este trabajo incluirá opciones para acelerar la recuperación de los sistemas agrícolas y alimentarios cuando la pandemia comience a amainar.

Monitoreo: las agencias acordaron compartir y coordinar los esfuerzos de monitoreo que realiza cada uno de ellas sobre diferentes aspectos de los efectos de COVID-19 en la alimentación y la agricultura. Esto incluye áreas como logística (puertos, mercados mayoristas, cadenas de distribución), producción de insumos, seguridad alimentaria, existencias y precios de alimentos, y variables sociales y económicas clave (inseguridad alimentaria, pobreza rural).

Diálogo: las agencias trabajarán juntas para promover el diálogo público y el intercambio de buenas prácticas entre países y sectores, por ejemplo, a través de seminarios en línea.