"A pesar de los inconvenientes que produce esta emergencia sanitaria hoy estamos atendiendo todas las cargas que llegan al Puerto de Buenos Aires"

Conversamos con el gerente general de la Administración General de Puertos, José Beni, sobre los desafíos que encara esta nueva gestión, en el marco de la crisis mundial por el coronavirus. Destacó que tienen equipos de trabajo muy asentados en el puerto, que conocen sus tarea y están haciendo frente a la situación, cubriendo todas las necesidades. "Confiamos en las políticas del Gobierno y que el país va a salir adelante" recalcó. 

26.03.2020 18:29 | 

En diálogo con Comex Online, José Beni -quién acaba de asumir al frente de la Administración General de Puertos (A.G.P)- nos explicó que si bien los organismos públicos de todos los países se están dedicando a esta pandemia, eso no quiere decir que se están desatendiendo las cuestiones de fondo.

-Un tema que preocupa tiene que ver con el futuro de la licitación de las terminales del Puerto de Buenos Aires.

-José Beni: Si, a largo plazo se dio de baja esa licitación que estaba en marcha; y se encomendó a la AGP hacer nuevas propuestas.

-¿Y cuál es la idea que tienen para el puerto?

-J.B.: Más allá del coronavirus que nos va a imponer un ritmo muy diferente al previsto, queremos seguir con un esquema más clásico para el Puerto de Buenos Aires, se está pensando en dos operadores para las dos terminales y con plazos no tan extensos. Entendemos que en Argentina, llegar a 50 años de concesión es prácticamente un plazo impredecible, por lo tanto vamos a plantear un pliego con obras de inversión que estén ajustadas a la realidad que estamos viviendo, y que se está imponiendo para nuestro comercio exterior, porque además esta pandemia ahora nos trae un panorama muy complejo.

-¿Las terminales serán para carga, y para cruceros también?

-J.B: Queremos elevarle al Ministerio varias propuestas, mi visión es que hoy una terminal sólo de cruceros no es sustentable, requeriría un subsidio permanente. Si, tenemos que trabajar para ver cómo se puede mejorar la armonía entre la carga y los pasajeros, que se interfieren mutuamente, además los barcos son cada vez más grandes y la disponibilidad de muelle para buques de 300 metros de eslora o más, comienza a complicarse. Pero de ahí, a llegar a una terminal de pasajeros exclusiva en el plazo inmediato, considero que no es viable, porque no podríamos soportar los costos o tendríamos que elevar las tarifas de cruceros más allá de toda razonabilidad.

-¿Cuál va a ser la relación del puerto con otras cargas, por ejemplo con las barcazas?

J.B.: Este es un puerto público y por definición atendemos toda la carga que llega, a partir de ahí, tenemos que empezar a resolver todos los problemas de una manera práctica. Nosostros somos una de las descargas naturales de toda la Cuenca del Plata, la interrelación existe y la queremos potenciar. Hay reclamos históricos sobre la atención de las barcazas, y tenemos que trabajar sobre eso cuando volvamos a la normalidad operativa y administrativa. 

 -Un desafío de los puertos es salir a buscar carga, ¿pero hay carga suficiente en este contexto, para que cierre la ecuación portuaria?

J.B.: El volumen portuario está dado por factores de la economía, que son los que generan importación y exportación, pero mas allá de las consecuencias ahora del coronavirus, que nos afectan de forma inmediata, confiamos en las políticas del Gobierno y que el país va a salir adelante.

¿Cómo se están atendiendo hoy a las cargas, por ejemplo las ferroportuarias siguen operando?

J.B: Hoy a pesar de todos los inconvenientes que produce esta situación de crisis, estamos atendiendo todas las cargas que llegan, tanto en camión, ferrocarril y por buque, porque por suerte el Puerto de Buenos Aires tiene equipos de trabajo muy asentados, y puede hacer frente a la ausencia de personal, o a los inconvenientes operativos que se generen. 

Por último, ¿qué va a pasar con esta disputa entre Terminales Río de la Plata (TRP) y Terminal 4, con buques que dejan de operar el 15 de Mayo; y cuál es el impacto que este conflicto tendrá sobre todo en las fuentes laborales?

J.B.: Nosotros como organismo regulador, por el momento no vamos a involucrarnos en un tema comercial entre ellos. Si está claro, que no vamos a permitir que el puerto se cierre el 15 de mayo; y a su vez queremos darle tranquilidad a los trabajadores, porque de una manera u otra se van a solucionar los problemas laborales, que van a tener una contención. Cómo se resuelve el problema entra esas dos empresas, lo estamos monitoreando y siguiendo de cerca.