Se agrava la situación

Puerto de Buenos Aires ante la provocación: paro de 48 horas

El Consejo Directivo Nacional de la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval de la República Argentina (FeMPINRA) PG 1693 y su cuerpo de delegados con las facultades emergentes del plenario desarrollado la semana anterior en la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) ha decidido decretar un paro por el término de 48 horas a partir de las 00 horas del domingo 8 de marzo hasta la hora 24 del lunes 9 de en la totalidad de las terminales del Puerto de Buenos Aires y Exolgan en Dock Sud, Partido de Avellaneda, Provincia de Buenos Aires.

05.03.2020 19:08 | 

Esta medida se lleva a cabo a partir del agravamiento de la situación imperante en el Puerto de Buenos Aires producto de la existencia de un grupo dominante -MAERSK-APM Terminals- que concentra mediante un sistema de integración vertical el control de la Terminal 4 del Puerto de Buenos Aires, conjuntamente con el 75 por ciento del movimiento marítimo y de la carga a través de sus socios MSC y HAMBURG SUD ambos con intereses en la Terminal EXOLGAN, en Dock Sud, Provincia de Buenos Aires. A esto también se le suma la drástica caída  de la carga de la Terminal más importante del Puerto de Buenos Aires, Terminales Río de la Plata SA (Dubai Ports) que traería como consecuencia el inminente despido de 800 trabajadores en el marco, casualmente, de la finalización de un proceso licitatorio viciado por intereses inmobiliarios y monopólicos, puesto en marcha por el gobierno de la alianza Cambiemos.

 

Este grupo, a menos de 80 días de asumir el Gobierno Nacional quieren literalmente producir un daño económico y social al Puerto Federal de la Nación y destruir el comercio exterior argentino. Esto sucede, cuando el Gobierno  viene señalando la necesidad de preservar el empleo, el fortalecimiento de las economías regionales y denuncia a los formadores de precios.

 

Además situación se da en pleno proceso de revisión del pliego licitatorio y ordenamiento de un Puerto Federal competitivo donde los trabajadores son la herramienta esencial para el desarrollo nacional, además de atentar contra la soberanía nacional, implica una clara maniobra extorsiva a los trabajadores y al gobierno nacional.

 

El miercoles 4 nos hemos movilizado a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia para que defina el conflicto de integración vertical entre el Grupo MAERSK y Terminales Río de la Plata SA, para lograr que se mantenga la foto sin despidos y sin traslados de cargas hasta el nuevo pliego licitatorio. Parece que los intereses comerciales internacionales no respetan los derechos de los trabajadores. La empresa Gestion Laboral subcontratada por Terminales Río de la Plata SA ha priorizado efectuar hoy preavisos de despidos verbalmente ante la gravísima situación.

Si bien celebramos la designación de nuevo gerente general de la Administración General de Puertos SE, queda pendiente desafectar de ese organismo a los funcionarios que ingresaron con gobierno anterior y que fueron designados en los últimos días de gestión y siguen en ese lugar operando para que el Puerto de Buenos Aires continúe con la integración vertical y con un esquema de negocios inmobiliarios.

 

Por todo lo demás requerimos al Gobierno Nacional a través del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación una amplia mesa para discutir los temas más importantes del Puerto de Buenos Aires a la que deberán ser convocados: representantes del Ministerio de Transporte de la Nación; la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo; las empresas Terminal Río de la Plata SA; Terminal 4 SA;  Buenos Aires Containers Terminals SA, (Terminal 5), Exolgan SA, Grupo Maersk Argentina, MSC, Hamburg Sud, Administración General de Puertos SE y representantes del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto.

 

El paro será acompañado por asambleas informativas y de esclarecimiento, tanto en los medios nacionales como en las diversas terminales. Que quede claro esta Argentina no admite un solo despido más, tampoco admite conductas monopólicas a través de la integración vertical que llevaron al colapso del Puerto de Buenos Aires, como lo ha realizado el Grupo Maersk, pretendiendo controlar el comercio exterior, monopolizar y ser un obstáculo para la soberanía nacional y el desarrollo productivo.

Necesitamos un fuerte impulso del Gobierno Nacional para poner en caja esta cuestión en la defensa del Puerto Federal y las fuentes de trabajo.

 

Que quede claro que no han sido los trabajadores los que han quebrantado la paz social

 

 

Consejo Directivo Nacional FeMPINRA

Cuerpo de delegados.