Prácticos que asisten a buques internacionales preocupados por el coronavirus

Desde la Cámara de Actividades de Practicaje y Pilotaje se convocó a una jornada con especialistas en infectología, personal de Sanidad en Fronteras, Prefectura Naval Argentina, Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables de la Nación, quienes profundizaron sobre el Protocolo que se aplica para hacer frente a esta emergencia de salud pública internacional. 

03.03.2020 00:07 | 

El encuentro se realizó en el Centro de Capitanes de Ultramar y Oficiales de la Marina Mercante. La apertura del panel estuvo a cargo del presidente de la Cámara que agrupa a los prácticos, Claudio Tubio, quien estuvo acompañado por un panel de especialistas, entre ellos la directora nacional de Habilitación, Fiscalización y Sanidad de Fronteras, Claudia Madies, quien detalló los distintos controles que se realizan en las embarcaciones que arriban a la Argentina, en relación con el nuevo coronavirus, conocido como COVID-19.

La disertación giró en torno a los protocolos que está manejando la dirección de Sanidad de Fronteras; cuáles son los procedimientos que se utilizan en cada punto de entrada al país, en este caso en los puertos y buques, para reforzar el plan de contingencia, mostrando como está activo.

Por su parte, el doctor Jorge Levalle, médico especialista en enfermedades infecciosas, aclaró aspectos relativos a la enfermedad. Por ejemplo explicó que se trata de un virus que tiene como característica una alta contagiosidad, pero una baja mortalidad. En cuanto a la forma de contagio y su evolución dijo que "se comporta muy similar al resto de las virosis respiratorias, incluso al virus de la gripe común, que nosotros tenemos todos los años."

También detalló que el coronavirus no está suspendido en el aire, sino que precisa de una vehiculización (gotas que eliminamos cuando hablamos o tosemos) por lo tanto el lavado de manos frecuente, es la medida más importante para eliminar focos de contagio. Aclaró que el barbijo sólo está indicado en personas sintomáticas y para el médico explorador.

¿Cuándo sospechar que una persona tiene un coronavirus?

El médico informó que se tienen que dar tres factores fundamentales. Sólo cuando estamos frente a un paciente con fiebre, con un cuadro respiratorio de gravedad que no se puede explicar su origen, y sobre todo cuando existe un nexo epidemiológico. Es decir, tiene que haber un antecedente de viaje a una zona con circulación de coronavirus como es China o ahora el Norte de Italia. Según explicó, es muy importante generar ese interrogatorio, porque si no existe un nexo epidemiológico es prácticamente imposible que estemos frente a un coronavirus. 

¿Está activo el plan de contingencia?

 De acuerdo con la explicación que brindó Claudia Madies, del Ministerio de Salud, hay toda una estructura interministerial montada para hacer frente a esta emergencia de salud pública internacional, que involucra a todo el Estado nacional, por eso están presentes otras áreas de Gobierno. "Se trata de una Comisión Interministerial conformada por Decreto bajo la dirección de Jefatura de Gabinete de Ministros que está trabajando con este tema."

Pero también, hay toda una articulación que se realiza con áreas más operativas, en donde cada punto de entrada al país tiene que reforzar este plan de contingencia exigido. Esas particularidades, en el caso de buques, indican que junto con la Declaración Marítima de Sanidad, y al Certificado de Exención de Control de Sanidad a Bordo / Certificado de Control de Sanidad a Bordo, más toda la documentación sanitaria que se suele acompañar con el listado de tripulantes; ellos exigen además ver en el caso de los buques que proceden de zonas afectadas, el libro médico y los consumos de medicamentos, por lo tanto la agencia naviera debe brindar toda esa información 72 horas previas al arribo del buque. 

De esa forma, en el análisis documental por ejemplo, ya se puede saber de qué se enfermó la gente durante la travesía; en que fecha salió el barco; el lugar de procedencia; que puertos tocó; en que momento subió al barco cada uno de los tripulantes y de qué lugar procede; entre otros datos. 

"Eso nos permite hacer una evaluación de riesgo en profundidad, que hacemos siempre como rutina, pero ahora está reforzada. Para los barcos que provienen de zona afectada se pide información extra. Hemos hecho ese análisis con todos los barcos que han llegado y no hubo ningún riesgo. Porque además, si se detecta un riesgo, no está permitido que nadie suba a ese barco, y en los casos sospechosos, hasta que no esté el resultado de laboratorio que se realiza en el Instituto Malbrán, se declara en cuarentena a todo el buque." 

Como conclusión, para tranquilidad de los prácticos, que son los primeros que tienen que tomar contacto con buques que arriban al país desde el exterior, incluso que pueden venir de zonas con peligro de contagio, no quedaba claro si esas 72 horas eran de arribo a puerto o al Pontón de Recalada. La reunión sirvió para aclarar ese tema, ya que se acordó que el Protocolo de Sanidad tiene que ser aplicado 72 horas antes de la llegada del buque a Recalada, justamente para contar con tiempo suficiente que permita evaluar la situación del buque y su tripulación.  De esta manera quedó claro que el Protocolo contempla entonces todo el proceso, y está definido el plan de contingencia.