Productores de tomate industria incorporan nuevas biotecnologías

Se trata de los productores Rolando y Cristian Pérez en Médano de Oro de la mano de la empresa Bioaggil Argentina.

22.01.2020 10:58 |  Por Lic. Adrián Alonso  |  Fuente: Diario de Cuyo

Cada vez son más utilizadas las biotecnologías en la provincia de San Juan y este es el caso del cultivo del tomate y la aplicación de bioinsumos en los campos sanjuaninos 


Para conocer más sobre el tema, Suplemento Verde visitó la finca de Rolando Pérez y su hijo Cristian de Calle Ramón Franco y nueve en Médano de Oro, donde esta familia cultiva una tercera parte de sus 34 hectáreas de tomate para industria.


Rolando y Cristian comentaron estar "participando del programa Tomate 2000, a través de la Fábrica La Campanognola y por ende buscamos siempre acceder a las tecnologías de última generación para mejorar la calidad, sanidad y productividad por un lado y reducir costos por el otro".


Entre otros conceptos los productores altamente innovadores indicaron que "cultivamos con mucha mecanización tanto el trasplante, como en el riego por goteo y la cosecha mecánica".


Indicaron que "el año pasado los rindes para San Juan llegaron cerca de los 90 mil kilos por hectáreas siendo los más altos de la región y a superar estos volúmenes aspiramos. Argentina tiene un déficit del 30% del tomate triturado que consume y por ende mercado tenemos. Para ello debemos conservar la calidad que caracteriza a San Juan y mejorar la rentabilidad".


Y destacaron, "es aquí donde el rol de la ingeniera de tomate 2000 Fernanda Giménez y los ingenieros de la compañía Bioaggil Facundo Aguilera y Diego Moral, juegan un rol fundamental. El próximo 20 de enero comenzamos la cosecha si Dios quiere y allí veremos los resultados". 



SOSTENIBLES

Durante la recorrida por el cultivo de tomate, los ingenieros Diego Moral y Facundo Aguilera de la empresa Bioaggil indicaron que "lo primero que hicimos como asesores técnicos y al tratarse de una finca nueva para el cultivo, es análisis de suelo y en función de ello planificamos un programa nutricional en base a nitrógeno, fósforo y potasio".


Cabe recordar que esta empresa está "especializada en técnicas de nutrición vegetal y en soluciones biotecnológicas para la agricultura moderna sostenible. para ello volcamos nuestra experiencia en el mercado, por disponer de un amplio set de productos agrícolas de desarrollo internacional, comercializados en más de 80 países". 


"La distribución de la paleta de productos nutricionales para el tomate lo hacemos en función de la situación del suelo y considerando la demanda del cultivo en cada etapa fenológica", indicaron.


Y explicaron: "que trabajamos con fertilización de precisión, con un programa diseñado de incorporación semana a semana. al inicio del cultivo la planta demanda para su desarrollo fósforo -P- y nitrógeno -N-, en el ciclo medio necesita nitrógeno y luego del ciclo medio, la planta demanda potasio -K- para el llenado del fruto y la incorporación de sólidos solubles al tomate".


"En estos casos los productos incorporados fueron Bioinicio con P y N, Biocrecimiento solo N y Bioproducción con K", explicaron.


Entre otros conceptos marcaron que "a medida que avanza el ciclo y según la condiciones agroclimatólógicas del cultivo se van corrigiendo las dosis".


Respecto de las demás herramientas disponibles señalaron que para la próxima campaña están trabajando "en la incorporación de peletizado orgánico, guanito para complementar la materia orgánica con NPK y bacterias inoculadas promotoras de crecimiento para generar el crecimiento y exploración radicular y disponibilizar los nutrientes para su absorción. Nos da muy buenos resultados en tomate, ajo, cebolla y cultivos de multiplicación de simientes".


Indicaron que "este paquete tecnológico nos ayuda a mejorar la productividad y ha recuperar los suelos cansados".

EN NÚMEROS


85  kilogramos fue el rinde promedio por hectárea del tomate en la provincia de san Juan.

 
Ahora se viene la campaña del ajo
 

Se viene la campaña del ajo.

Los ingenieros Moral y Aguilera, Asesores Técnicos Comerciales (ATC) de Bioaggil Argentina, destacaron: "Estamos trabajando ya en la campaña del ajo y la cebolla 20-21. Para ello con nuestro departamento técnico brindamos asistencia a los productores basándonos en análisis de suelo y/o foliares para detectar e interpretar los requerimientos de los cultivos y desarrollamos planes nutricionales personalizados".


En fincas mendocinas "los resultados de las nuevas tecnologías y la aplicación de microorganismos benéficos para la bioestimulación y bioprotección de cultivos, como las Trichodermas y Micorrizas han sido sorprendentes" y explicaron: "Son hongos y actúan a partir de un control biológico y así, contribuyen a lograr una estabilidad microbiológica en el suelo", indicaron agregando, "esto provoca una acción selectiva sobre organismos patógenos y aportando a la sanidad de la tierra entre otros beneficios". 


Entre otros conceptos recordaron que "contamos con la paleta de productos para la nutrición vegetal, la más amplia del país en aplicación de microorganismos benéficos para la bioestimulación y bioprotección de cultivos".


"Ellos son aptos para una práctica tanto convencional como orgánica, con Certificaciones Internacionales NOP, JAS, OMRI, CE, Ecocert y producción propia de 4 líneas de fertilizantes líquidos, bajo los más altos estándares de calidad", finalizaron diciendo.