Para la UE el Acuerdo de Libre Comercio con el Mercosur significa crecimiento basado en reglas para enfrentar desafíos globales

Lo ven como una asociación que va más allá del comercio. El sentido es trabajar juntos con diálogo político. Es decir "nos asociamos y mostramos cara común hacia el mundo" destacó la Embajadora de la Unión Europea en Argentina.

30.09.2019 14:44 | 

La diplomática Aude Maio-Coliche estuvo en el Círculo de Legisladores y aportó la mirada desde Europa del Acuerdo Unión Europea-Mercosur.

Primero explicó que la Unión Europea quiso demostrar con este acuerdo que apoya la integración regional y promueve la apertura comercial, pero recalcó que más allá de aranceles y cuotas lo importante es que incluye reglas y un marco jurídico de un acuerdo moderno que apunta al desarrollo sostenible.

"Se trata del más grande acuerdo que tiene la UE, cuyo objetivo de asociación se viene trabajando por más de 20 años, que apunta a poder darle empuje a políticas modernizadoras que beneficien a todos", y hace foco en temas centrales como el multilateralismo, la democracia, el Estado de derecho, los derechos humanos y el medio ambiente como pilares del acuerdo.

Según la Embajadora de la UE en la Argentina, para poder llevar a cabo una integración de la economía hace falta "solidaridad de hecho" y  explicó también que "necesitamos crear reglas en nuevos ámbitos", porque hay desafíos que no se pueden enfrentar de manera individual, tales como el cambio climático, las migraciones, el crimen organizado o ciber delitos, entre otros temas.

Consultada respecto a la posición de Austria con su veto, y de otros países críticos a la posibilidad de ratificar el acuerdo, dijo que no podía opinar sobre decisiones soberanas de los países, explicó que ahora hay en marcha todo un proceso para formular en términos legales el Acuerdo, luego se deberá traducir a los diferentes idiomas, para luego ser firmado por los Jefes de Estado y ratificado por los Parlamentos.

En el plano comercial señaló que hoy la UE posee un arancel externo del 2 por ciento, mientras el del Mercosur es de 14 por ciento, por lo que reconoció que "el esfuerzo ahí es mayor", pero agregó que se han negociado períodos de transición de 15 años para llegar a la liberalización del comercio." 

Asimismo, aclaró que la sociedad civil puede controlar el acuerdo a través de distintas herramientas que están contempladas. 

Para concluir, Maio-Coliche insistió en que la "unión política" del Acuerdo es fundamental porque es la que dice “queremos trabajar en conjunto para proyectar nuestros valores en el mundo.”