Los comisarios navales ingresan al mercado con perfil renovado

La especialidad se aggiornó y sumó nuevos conocimientos entre ellos en materia de seguridad del buque y cuidado del medio marino. Crece su demanda para tareas administrativas y otras específicas en cruceros y otros buques.

25.09.2019 08:39 |  Fuente: Comex-Online

En el 2016, se puso en marcha un plan de reconversión que apostaba a la vuelta de los Comisarios Navales a la marina mercante a partir del proyecto impulsado por el Centro profesional que los agrupa. Este año ya se encuentran los primeros egresados de la Escuela Nacional de Náutica “Manuel Belgrano” recibidos con este nuevo perfil.Conversamos con Juan Carlos del Palacio, secretario general de ese Centro, quien nos explicó que están muy satisfechos por los logros alcanzados."Ahora estamos buscando la posibilidad de embarcarlos, y gracias a que hemos sumado nuevos contenidos a la especialidad, entre los que se destacan básicamente aquellos vinculados con la seguridad del buque y el cuidado del medio marino, se vislumbran buenas posibilidades".En tal sentido del Palacio agregó que el Comisario Naval está en condiciones de prestar con solvencia sus servicios en las actividades relacionadas básicamente con la "habitabilidad" del buque, relevante en los cruceros pero presente también en todo tipo de buque, como así también en el manejo de los sistemas de administración de a bordo brindando así respuestas positivas a las necesidades de los pasajeros y tripulantes.También nos contó que se ha embarcado un alumno de Administración, hoy próximo a recibirse como Comisario Naval, en un buque con destino a la Antártida, hecho que los hace imaginar todo otro tipo de actividades posibles, como por ejemplo velar concretamente como parte de sus funciones para preservar los intereses argentinos a bordo en buques de bandera extranjera en la Antártida, apuntando de esta manera a mantener el respeto irrestricto a las normas vigentes en el continente blanco. Se destaca en este aspecto que la especialidad cuenta con aspectos de formación vinculados con el cuidado del medio marino y específicamente el referido al medio ambiente antártico.Como explicó "los Comisarios se están capacitando en todos esos temas, adicionalmente prueban 12 cursos STCW y se reciben con una formación que les permite moverse con un buen conocimiento náutico que ante el evento de un suceso peligroso, es destacable su conocimiento en cuanto al manejo y control de multitudes y su positivo efecto dada su estrecha relación y vínculo con los pasajeros, entre otros aspectos relevantes”.Consultado sobre el crecimiento de la actividad a bordo explicó que depende siempre de una decisión del armador que interprete que puede ser necesario embarcar un tripulante con esta formación y perfil en su buque, ya que nunca estará obligado a embarcarlo, sólo si llega a estar convencido de su efectivo aporte.En tal sentido agregó que hay toda una tarea importante que se está llevando a cabo para alcanzar resultados positivos y logar una contribución concreta a esta creciente industria.En cuanto a los buques de carga también consideró que en algún momento van a volver su mirada hacia este profesional, ya que “hoy las tareas administrativas las están realizando otros Oficiales que no fueron formados en estos conocimientos específicos, que los apartan de su función técnica natural, pero estoy convencido que en algún momento esto va a cambiar".Justamente, explicó que la Organización Marítima Internacional hace específico hincapié en la importancia de las tareas administrativas en los buques porque cada día se requiere mucha más información dada también la burocracia administrativa creciente y los requerimientos hacia un oficial de administración.Si se tiene en cuenta que la falta de desarrollo, y más aún la caída experimentada por nuestra marina mercante en las últimas dos décadas y media no los ayudó a poder concretar el objetivo perseguido en los buques de bandera, se están abriendo nuevas oportunidades para los Comisarios.