Frenado automático para los trenes de carga argentinos

Esta obra de inversión, que contempla un nuevo centro de control y la implementación de un moderno sistema de tráfico, demandó 7,6 millones de dólares. Permitirá transportar la carga de manera más eficiente.

12.07.2019 15:02 | 

En el marco de un proceso de modernización iniciado en 2017 por Trenes Argentinos Cargas y el Ministerio de Transporte de la Nación, el  total de la flota de locomotoras de los trenes de carga ya cuenta con nuevas terminales de a bordo que, a través de un nuevo sistema de control de tráfico, permite la aplicación de frenado automático en situaciones inseguras de exceso de velocidad o acceso sin autorización a un tramo de vía. También desde el Centro de Control de Tráfico se podrá disparar un mensaje de parada inmediata ante un evento de inseguridad detectado.

De esta manera, los trenes de las Líneas Belgrano, San Martín y Urquiza transportarán cargas de manera más eficiente, con menores costos y mayor capacidad de planificación, informaron desde el Ministerio de Transporte de la Nación.

"La implementación del nuevo sistema de control con frenado automático es uno de nuestros mayores logros de gestión. Es el primer tren de cargas en Argentina que tiene frenado automático. Estamos invirtiendo en tecnología y modernización" destacó Ezequiel Lemos, presidente de Trenes Argentinos Cargas.

Hasta 2016, en la Línea Belgrano, las autorizaciones de uso de vía se daban por radio o por teléfono y sus locomotoras no tenían equipamiento a bordo. Conocían la ubicación de sus trenes solo gracias a la comunicación por voz entre conductores y operadores del centro de control donde localizaban manualmente los trenes con imanes en un papel pegado sobre una pared.

Hoy, las tres líneas cuentan con el mismo sistema integrado en un sólo Centro de Control de Tráfico, desde donde pueden conocer la posición de los distintos vehículos que transitan en la vía, monitorear la asignación de los sectores para lograr una circulación segura y administrar las precauciones de velocidad que se ponen en forma temporaria.

Además, a través de las computadoras de a bordo de frenado automático en las locomotoras, los conductores pueden acceder a la información del viaje en forma gráfica para facilitar su conducción.

El desafío de reactivación del tren de cargas

La renovación de vías del Belgrano Cargas cuenta con  más de 700 kilómetros finalizados, de un total de 1700 proyectados, por una inversión de 3000 millones de dólares, que incluye la renovación de material rodante de la línea, con 40 locomotoras y 1000 vagones nuevos.

El plan también contempla mejoras en los accesos a los puertos de Rosario, cuya primer obra del nuevo acceso a los puertos de Timbúes ya comenzó en febrero.

El tramo de 1180 kilómetros, desde Joaquín V. González, en Salta, y Timbúes, en el Gran Rosario, hoy se completa en 7 días, mientras que en 2015 demoraba 15 días.

Además, durante la última cumbre del G-20 se firmó un acuerdo comercial con la empresa china CRCC para la renovación de la Línea San Martín. De esta manera, se recuperarán 1020 kilómetros de vías del tren de cargas que une la región de Cuyo con los puertos de Rosario y Buenos Aires, generando 3800 puestos de trabajo. La misma demandará una inversión de 1.089 millones de dólares.

En el primer semestre del año, las Líneas Belgrano, San Martín y Urquiza Cargas llevan acumulados 2.566.268 toneladas, marcando el mejor período desde 2012 (2.737.720 tn) y un 99% más que el mismo período de 2015.