"Una medida arbitraria contra los brasileños nos costó perder la industria de la uva en fresco de San Juan"

De visita por San Juan estuvimos conversando con Jorge Turcato, de Cavabianca srl., sobre una de las producciones regionales características de la provincia: uva en fresco y pasas. 

05.07.2019 14:00 | 

El empresario sanjuanino, Jorge Turcato, nos explicó que en el Gobierno anterior se perdió uno de los principales mercados de exportación para las pasas de uva: Brasil. Y eso provocó el quebranto de muchos productores. 

Tal como recordó "en la época de Moreno -como Secretario de Comercio del Gobierno anterior- se tomó una medida absurda que fue frenar un embarque de carne porcina que venía de Brasil. Lo que provocó la respuesta inmediata de los brasileños que nos pusieron una barrera a la uva, a partir de ahí, de tener que bromurarla. Eso hizo caer nuestro principal mercado, porque el bromuro desnaturaliza la uva y por esta razón los envíos fueron mermando hasta que desaparecieron" 

Cabe recordar que los envíos de uva en fresco de Argentina a Brasil llegaban en 2011 a 70 millones de kg. Eran el 60 por ciento del destino de ese producto. 

Por suerte para la uva, el contexto cambió, en la actualidad se volvió a dar una nueva apertura para el sector y eso gracias a volver a relacionarse con Brasil.  "Cuando Bolsonaro vino ahora al país, alguien le debe haber dicho al presidente Macri que pida que levanten el bromuro de la uva, que se ve que se pudo conversar y listo, chau bromurado. Pero antes se arruinó toda una industria, había grandes compañías acá que se fundieron por esta medida desacertada, cerraron grandes empresas y todo por parar un embarque."

¿La política exterior del país no contempla las economías regionales, cómo lo ven desde San Juan?

Jorge Turcato: El problema es que muchas veces se toman decisiones de acuerdo con números fríos, detrás de un escritorio y en el campo pasa otra cosa, la realidad es muy diferente. Y la verdad es que los Gobiernos muchas veces se olvidan de las economías regionales, del vino, de la uva, de la manzana, de la pera.  

¿Qué significa poder volver recuperar el mercado brasileño? 

J.T.: A nosotros Brasil nos viene muy bien porque con ellos tenemos arancel cero. Y a Brasil le gusta mucho la uva argentina, si bien ellos también producen una uva en fresco muy buena. Pero tienen dos cosechas al año, de una uva con bajo azúcar, por lo tanto no se conserva mucho tiempo, entonces la consumen sólo en el mercado interno. 

¿Y qué cree va a pasar ahora con el acuerdo de libre comercio entre UE y Mercosur?

J.T.: Hay que ver qué va a pasar con eso. Pienso que puede afectar más a productos como el aceite de oliva, la aceituna, no creo que la uva se vea afectada porque los europeos son consumidores más que productores.

¿Quiénes son competidores? 

J.T.: Bueno los europeos le compran a Turquia, que es el mayor productor mundial y fijador de precios de pasas. Estamos hablando de 310 millones de kg de pasas, cuando Argentina en el mejor de los casos hace 35 millones, para comparar. Pero ellos tiene otro sistema de colorear la pasas. Por ejemplo al brasileño no le gusta esa pasa turca, más rubia, son  pasas que se usan más para decoración, ellos buscan la pasa natural. 

San Juan se caracteriza también por la pasa panadera, que es una pasa más chica, que se utiliza para el pan dulce.  Para tener una idea, el pan dulce tiene que llevar 100 grs. de pasas cada kg de harina, según su denominación. 

Chile, por ejemplo, nos compra la pasa semi procesada y ellos la terminan de procesar en su planta, la exportan y eso lleva el sello de Chile, que brinda confianza en el mundo, entonces le agregan 2 o 3 dólares más. La diferencia es que Chile tiene una política de Estado enfocada en la exportación y hacen valer eso. Ellos además tienen un mejor manejo del puerto, y le venden a mercados exigentes como Inglaterra que es el principal consumidor de pasas per capita en el mundo. Para tener una idea por persona en Argentina se consumen 100 gr. mientras en Inglaterra 2,9 kg. 

Nosotros también le vendemos pasas a otros países en contraestación, como Estados Unidos. Pero el brasileño no compra pasas de Estados Unidos ni de Chile. Ellos quieren comprar barato así que importan de Argentina por 21 dólares, mientras lo chilenos por menos de 23 no las venden. 

Europa es un mercado para la Argentina, pero no exportamos más porque no alcanza la producción, tenemos mucha calidad, tecnología pero nos falta cantidad.  

¿A nivel provincia cómo están trabajando?

J.T.: Hay buenos proyectos. La Cámara de Comercio, con el Gobierno, está trabajando en 4 frentes: pasas de uva, pistacho, tomate y ganadería en donde se está apostando mucho por la genética y el desarrollo del feedlot. 

Por último, ¿cómo se estima la producción de pasas? 

J.T.: La progresión de ventas se hace en los meses de cosecha, ya que los grandes comprados en febrero ya están acá, en esa época se tiene ya comprometido el 80 por ciento del stock. La cosecha comienza el 15 de enero y es muy importante el contacto personal con los clientes, eso hace que las relaciones perduren a través del tiempo, más allá de las coyunturas.