Buscan disminuir la carga administrativa en los barcos

Ese es uno de los objetivos que encara la Prefectura Naval Argentina para poder contribuir a mejorar el circuito de comercio exterior en la Argentina 

Conversamos con el prefecto general de Seguridad Marítima y Portuaria, Martín Ruiz, quien nos explicó cómo están trabajando para detectar y reducir las problemáticas que se presentan en la salida de las exportaciones e ingreso de importaciones a través de los puertos y vías navegables del país.

23.04.2019 22:47 | 

En una entrevista con Comex Online, el Director General de Seguridad Marítima y Portuaria de la Prefectura, adelantó que se han propuesto iniciar un trabajo que esperan tener listo para fin de año, que apunta a disminuir la carga administrativa en los barcos, a través de una reducción de certificados, lo que no implica bajar el nivel de seguridad, pero si poder incluir en un sólo certificado varios temas vinculados.

Por otro lado, explicó que la Argentina posee una complicada gestión y regulación del tráfico, y que una de las mayores complicaciones tiene que ver con las reglamentaciones.   "El tema reglamentario es complejo, y se ve muy engorroso desde afuera, sobre todo porque hay muchas Normas que están encadenadas unas con otras." 

Para mejorar esa situación explicó que la Prefectura conformó un grupo de trabajo especializado, y así han ido logrando destrabar algunos importantes "nudos reglamentarios." 

Al describir la gestión actual, indicó que se apunta a identificar esos focos conflictivos, y que con el correr del tiempo han podido remediarse. 

Escenario de puertos, vías marítimas y fluviales

Luego se refirió a los puertos, en donde hizo especial hincapié en cómo están trabajando para brindar apoyo técnico y siempre resguardando la seguridad de la vida humana y la protección del medio ambiente.  

Para describir el contexto en el que operan, primero aclaró que Argentina tiene un gran puerto que está situado 450 km aguas adentro, con canales restringidos, y que mantiene un diseño de otra época, construido para barcos que son distintos a los que están operando hoy en todo el mundo.  

Asimismo, el país tiene terminales portuarias que no estaban certificadas, pero que ahora lo están haciendo. 

"Hay mucho trabajo todavía por delante en la Argentina, pero algunas cosas se están mejorando" destacó. 

Según explicó Ruiz son procesos que llevan su tiempo, pero hoy la mayoría de los puertos están certificados y eso posiciona al país de manera positiva en el mundo. "Ahora tenemos que trabajar con los países limítrofes para que todas esas cargas también salgan desde puertos certificados" agregó. 

En cuanto a la relación que la PNA mantiene con los puertos secos, dijo que hay varios estudios que se están haciendo sobre ese nuevo escenario, y lo que se está analizando es si esos nuevos puertos secos van a estar amparados por sistemas de protección. 

En lo que respecta al tráfico de embarcaciones, destacó la incorporación de nuevo equipamiento por parte de la Prefectura. Por ejemplo, señalo que se trató de complementar el Contrase del Río de La Plata, con los demás Contrases que están en la Hidrovía. "En especial con el de Rosario, donde el tráfico ahí es complejo, sobre todo porque confluyen buques marítimos, barcazas que hacen trasbordo y a eso se suma todo el movimiento portuario, de remolcadores y movimiento propio de las terminales." 

En ese sentido recalcó que agilizar el comercio es uno de los objetivos de gestión que se han propuesto, pero fundamentalmente sin ceder en lo que tiene que ver con la seguridad, la navegación y con el cuidado del medio ambiente.

Como beneficios para la carga, recordó que desde la PNA se aumentó la eslora de los convoyes en el Río Paraná Guazú, que había sido reducida en el Gobierno anterior.  

También en cuanto a reducción de costos comentó el trabajo realizado en el puerto de Mar del Plata, con algunas excepciones que se han concedido para el ingreso de buques pesqueros sin prácticos. "En ese sentido hemos sacado una Disposición por un año -que se vence a mitad del 2019-, y la idea es seguir manteniéndola, si es que se dan las actuales condiciones de dragado."

Asimismo indicó que en el 2018 sacaron una nueva Ordenanza sobre elementos de seguridad en buques de pesca y eso ha hecho que la flota pesquera se tenga que adaptar a nuevos requisitos de seguridad. "Hoy la Argentina está con requisitos de seguridad superiores a los que tiene Estados Unidos" aseguró. 

Por último, puntualizó el trabajo realizado en el Puerto de Ushuaia, con la remoción de algunos cascos para agilizar el movimiento. "Todos los puertos tienen sus problemáticas particulares, con asuntos locales que hay que atender. Pero el trabajo ha sido importante y hemos visto que el ambiente está predispuesto a mejorar." 

Finalmente, hizo referencia a que la Prefectura posee buques, aviones y helicópteros distribuidos en todo el litoral marítimo para brindar apoyo a las embarcaciones, y que por año ser realiza un promedio de 18 aeroevacuaciones en buques que presentan emergencias.