Con más de 170 postulaciones finalizó la convocatoria gastronómica Saberes y Sabores de FAO

Mujeres rurales de Brasil y Venezuela resultaron ganadoras

14.02.2019 14:53 |  Fuente: FAO

La convocatoria Saberes y Sabores, cuyo objetivo fue destacar el rol clave de estas mujeres en la promoción de una alimentación saludable, es parte de la campaña regional por la autonomía plena de las mujeres rurales e indígenas de América Latina y el Caribe #MujeresRurales, mujeres con derechos, liderada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). 

Las mujeres rurales, indígenas y afrodescendientes son depositarias de saberes ancestrales de gran importancia para la protección de la biodiversidad agrícola, los que se expresan en recetas tradicionales, saludables y en emprendimientos rurales. Estos saberes y conocimientos son de gran utilidad para hacer frente a los profundos cambios que han sufrido los sistemas alimentarios de la región en las últimas décadas.

La iniciativa contó además con la participación de la Reunión Especializada sobre Agricultura Familiar del Mercosur; de ONU Mujeres; del Consejo Agropecuario Centroamericano; de la Secretaría de Agricultura Familiar de Brasil y del Ministerio de Ganadería y Agricultura de Uruguay.

A través del Blog Saberes y Sabores, el concurso recibió 171 postulaciones de recetas que promueven la alimentación tradicional y saludable. También, participaron iniciativas de emprendimiento rural que fomentan la protección de la biodiversidad agrícola en los países de América Latina y el Caribe.

Las ganadoras de cada categoría del concurso serán premiadas en el III Coloquio Internacional de Feminismo e Agroecología, que se llevará a cabo en abril en Pernambuco, Brasil. Ambas experiencias serán difundidas por la FAO en los países de la región.

Las ganadoras

Zenilda Maria da Silva, quien resultó ganadora de la categoría Saberes Gastronómicos con su receta “Peixe salgado com banana” (pescado seco con banana), explica que “la pesca artesanal, crea una relación directa de las personas con el medio ambiente, respetando el ciclo natural de los cardúmenes y promoviendo el manejo sostenible de los recursos”.

Además, según señala, “la combinación del pescado, rico en omega 3, con los demás ingredientes provenientes de producciones familiares, pueden ser el motivo de longevidad de muchos miembros de la comunidad de más de 80 años”.

El pescado seco con banana de Zenilda es una preparación originaria de Arraial do Cabo, al este del estado de Río de Janeiro, Brasil.

El primer lugar en la categoría de Emprendimientos Rurales fue otorgado a Marelis Diaz, quien junto a dos copropietarias, Neira Croquer y Englis Marcanola, se dedican a cultivar cacao de origen, en la hacienda campesina Cata, en el estado de Aragua, Venezuela. 

Siguiendo la tendencia conocida como Tree to Bar o “del árbol a la barra” el cacao es cultivado y vendido a chocolateros que apoyan dicho movimiento, con el objetivo de apoyar el comercio justo. Actualmente cuentan con 40 hectáreas rehabilitadas cultivadas por mujeres.

Marelis, señala que “con este emprendimiento se logra rescatar la genética del cacao oriundo de la zona, ya que cada hacienda cuenta con su cacao de origen. Además, de la venta del cacao o chocolate se donan fondos para la educación de los niños de la comunidad”.

Debido a la gran cantidad de interesantes saberes gastronómicos y emprendimientos rurales recibidos por la convocatoria, se destacaron varias menciones honrosas para cada categoría.

En la categoría de Emprendimientos Rurales, la FAO destacó las experiencias de: Priscilla Veras, Mariana Ortman Cavalin, Federación Campesina de Mercados Agroecológicos, Kokoté Xikrin, Associação das Mestras de Culinária de Igarapé, Josanidia Santana Lima, Aldeneide Silva y Maria Regina Mendes Nogueira.