Argentina a la altura de las potencias mundiales

El país fue el gran anfitrión en esta histórica Cumbre Mundial, por primera vez organizada en América Latina.

"En el G20 más al sur que se haya organizado, los invito a que demos un mensaje claro al mundo de que aquí juntos podemos marcar un horizonte de desarrollo sostenible" destacó el presidente Mauricio Macri.

Estuvimos presentes en el G20 con toda la cobertura de este gran evento.

01.12.2018 12:08 | 

"Tenemos desafíos globales que requieren respuestas globales" afirmó Macri al inaugurar la discusión plenaria en el recinto; e invito a trabajar para hacer aportes al multilateralismo, esperanzado en poder alcanzar un documento final con foco en el desarrollo equitativo y sostenible.

"Esta Cumbre es un hecho inédito en nuestro país: nunca convergieron en nuestra historia tantos líderes mundiales y al mismo tiempo. Y lo tomamos como un gesto de apoyo y de reconocimiento a la presencia y al desempeño que está teniendo la Argentina en el escenario global, sobre todo después de tantos años de aislamiento", afirmó el mandatario anfitrión, tras darles la bienvenida a sus colegas y agradecer su presencia en la capital argentina.

Macri recordó el décimo aniversario de la primera Cumbre del G20 y señaló: "En estos años, los cambios en las circunstancias sociales, políticas y económicas, tanto a nivel global como dentro de nuestros países, han producido cuestionamientos sobre los mecanismos multilaterales contemporáneos, incluido el G20. Y han emergido tensiones acerca de la visión de cómo encarar individualmente las oportunidades y los desafíos globales".

"Por esta razón, y si bien la agenda que hoy nos convoca es distinta, quiero pedirles que actuemos con el mismo sentido de urgencia que en 2008. Porque en un mundo diverso y con multiplicidad de protagonistas, con su propia historia y cultura, la esencia del G20 es promover un diálogo que respete las diferencias e impulse acciones basadas en intereses compartidos", señaló el Presidente.

"Bajo la consigna de construir consenso para un desarrollo equitativo y sostenible, estos días abordaremos temas como el futuro del trabajo, la infraestructura para el desarrollo, un futuro alimentario sostenible, la estabilidad financiera, la sustentabilidad climática y el comercio internacional, entre otros. Una agenda centrada en las personas y con visión de futuro", agregó.

Macri dijo ser "optimista por naturaleza" y mencionó el apoyo de los países miembro e invitados, y de las organizaciones socias a la agenda de trabajo, antes de afirmar: "Pero queda claro que el consenso no es algo que se construye de la noche a la mañana. Es un proceso con avances y retrocesos, que continúa después de este G20 y resulta mejor cuando nuestros compromisos se plasman en acciones concretas que mejoran el bienestar de nuestra gente".

En su discurso cerró citando a Nelson Mandela, todo un símbolo que trabajó para reducir la pobreza, que fue cultor del diálogo.

Uno de los mayores desafíos de la Cumbre es justamente terminar con la guerra comercial y tarifaria, entre dos potencias que son China y Estados Unidos; y poder resolver las diferencias.

Se da la paradoja que China, con un presidente que viene del comunismo, está reclamando apertura para sus productos, mientras Estados Unidos, del Trump "empresario" busca en cambio mayor protección comercial. Así está el mundo de complicado.

Tal como lo recalcó Sebastián Piñera, presidente de Chile, en una conferencia de prensa, a la que tuvimos acceso, en el marco de esta Cumbre se apunta a volver por el camino del libre comercio, ésto es a su entender "del comercio abierto, transparente, basado en regalas claras", y además advirtió que hay que ponerse de acuerdo todos en la necesidad de modernizar la Organización Mundial de Comercio, "que está estancada y ni siquiera ha podido nombrar las personas que integran el cuerpo encargado de resolver las controversias" reclamó.

Cabe aclarar que Chile acaba de firmar hace unas semanas un Acuerdo de Libre Comercio con Brasil, país que integra el Mercosur y que por su cuenta, con la nueva presidencia de Jair Bolsonaro - ausente en esta Cumbre, Brasil estuvo representado por el ex presidente Michel Temer- ha tomado esta decisión. Hay que ver cuál será el impacto para la Argentina.

Durante el encuentro, los 38 jefes de delegaciones se centraron en construir consensos a partir de los acuerdos logrados en las más de 80 reuniones preparatorias del G20 Argentina. Veremos si se logra.

Las discusiones empezaron el viernes y se llevaron a cabo en Costa Salguero, predio a la vera del Río de la Plata elegido como sede donde participaron Emmanuel Macron, Theresa May, Angela Merkel, Vladimir Putin, Justin Trudeau, Donald Trump y Xi Jinping, entre otros mandatarios de países miembro, además de los jefes de Estado y Gobierno de países invitados, entre ellos, Sebastián Piñera, por Chile; Pedro Sánchez, por España, y Mark Rutte, por los Países Bajos; y de los titulares de las organizaciones internacionales socias del grupo, como Jim Yong Kim (Banco Mundial), Christine Lagarde (FMI) y António Guterres (Naciones Unidas). Las mismas continúan el sábado 1 de noviembre.

Durante el G20 Macri sostuvo: "Aquí, los líderes nos vemos cara a cara, hablamos con franqueza y ratificamos coincidencias a la misma vez que administramos desacuerdos. Es algo que viene sucediendo cada año desde hace una década y espero que en este día y medio de trabajo podamos generar consensos para los próximos 10 años. Es una gran tarea que tenemos por delante" concluyó. 

Reuniones bilaterales importantes 

En los márgenes de la Cumbre de Líderes del G20, el presidente de la Argentina, Mauricio Macri, mantuvo reuniones bilaterales en Costa Salguero por ejemplo con el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y la primera ministra del Reino Unido, Theresa May.

Macri y Sánchez abordaron los avances en las negociaciones entre la Unión Europea y el Mercosur, además de analizar formas de promover la participación de pymes españolas en la economía argentina. El presidente anfitrión, a su vez, destacó la recuperación de la relación entre ambos países.

Por el Gobierno argentino participaron el ministro de Relaciones Exteriores y Culto, Jorge Faurie; el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne; el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, y el vocero presidencial, Iván Pavlovsky.

Otro diálogo para destacar fue el que se desarrolló con el Reino Unido.  Macri le agradeció a Theresa May el apoyo para el ingreso de la Argentina a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Durante la reunión, los mandatarios lograron avances para generar mayores inversiones de empresas británicas en el país y celebraron el recientemente anunciado acuerdo entre Vodafone y Telecom.

May agradeció la invitación, destacó el proceso de reformas encarado por el Gobierno argentino y afirmó que el encuentro permitirá potenciar las relaciones en el futuro.

Por la Argentina participaron el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro de Relaciones Exteriores y Culto, Jorge Faurie; el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo; el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, y la subsecretaria de Asuntos Globales, Paola di Chiaro.

El desafío de inversiones para la infraestructura

Por otro lado, también participamos de un encuentro con periodistas que se llevó a cabo en el International Media Center (IMC), que se montó de manera impresionante en Parque Norte.

Allí el ministro de Transporte de la Argentina, Guillermo Dietrich, anunció inversiones en infraestructura de transporte y afirmó: "El G20 es una oportunidad única de reintroducir a la Argentina en el mundo".

El funcionario se refirió a las operaciones de transporte en el marco de la Cumbre de Líderes: "Hemos recibido 109 operaciones aéreas relacionadas con el evento, con 94 aviones privados que llegaron especialmente y 15 vuelos comerciales de mandatarios".

En cuanto a las bilaterales y las inversiones, Dietrich indicó: "Con la agencia norteamericana OPIC, que hacía siete años que no financiaba a Argentina, firmamos convenios por USD 800 millones para obras de USD 3000 millones. En el caso de infraestructura de transporte, impacta en el PPP para autopistas y rutas seguras.

A la vez, mencionó el cuarto crucero hacia la Antártida desde Ushuaia anunciado por la empresa francesa Ponant para 2021 y un acuerdo con la empresa CCA, de China, la empresa constructora más grande del mundo.

Luego, el secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Argentina, Sergio Bergman, resaltó el trabajo realizado por el grupo de trabajo de Sustentabilidad Climática durante el G20 2018 y afirmó: "Estamos en el diálogo para generar los consensos para un crecimiento justo y sostenible".

Dijo también que hay acuerdos por cambio climático conforme lo trabajado en el grupo con los 20 países, incluido Estados Unidos, que si bien presentó objeciones no se ha retirado del grupo.

El objetivo es "profundizar en los consensos, que nos mantengan en una misma agenda".

También informó que hubo acuerdo sobre la disminución de efectos invernaderos, y que con China se firmó un Memorándum de Entendimiento en materia ambiental. A nivel local afirmó entre otras cosas, que están trabajando en un plan para forestar denominado "Forestar 2030".

Luego, por la tarde, asistimos a una reunión de diálogo sobre inversion en el país, en donde Taos Turner, vicepresidente y periodista de investigación ejecutivo de Moody's Investors Service, moderó un panel con líderes de sectores estratégicos, en el que se debatió sobre las oportunidades de inversión en la Argentina.

Hay que tener en cuenta que Vaca Muerta y las inversiones en pos de desarrollar el sector energético son claves para Argentina. Ese es uno de los mayores puntos de interés del país en esta Cumbre, poder captar inversiones para lograr desarrollar la infraestructura.

El presidente ejecutivo de la Agencia de Inversiones y Comercio Exterior de la Argentina, Juan Pablo Trípodi, recordó que la "entidad fue creada hace menos de tres años por el gobierno del presidente Macri para promover a la Argentina como un destino para las inversiones".

Andrés Gismondi, director de Vestas, afirmó: "Estamos construyendo 25 parques eólicos en seis provincias, lo que está ayudándonos a reducir el costo de la energía".

"En 2015, no teníamos empleados; ahora tenemos unos 1600 empleados en Buenos Aires", dijo Clara Mendiberri, directora gerente de JP Morgan.

El cierre del panel estuvo a cargo de Mariano Bosch, CEO de Adecoagro, que contó que la empresa en la actualidad genera "casi USD 300 millones".

Como conclusiones, se destacó la necesidad de eficientizar la logística, desarrollar recursos renovables pensando en el largo plazo, y focalizar los acuerdos, más allá de las diferencias, sobre todo en materia de impuestos y energía.

Actividades complementarias

En forma paralela los cónyuges de los jefes de Estado y Gobierno participaron del Programa de Acompañantes. La iniciativa, cuya anfitriona fue la primera dama argentina, Juliana Awada, exploró lo mejor del arte, la cultura y la gastronomía de la Argentina, buscando generar conciencia sobre los desafíos más urgentes de la región, con especial énfasis en la primera infancia. En tal sentido visitaron el Observatorio UNESCO Villa Ocampo, antigua vivienda de Victoria Ocampo, una de las figuras culturales más importantes del país. Allí pudieron recorrer la residencia y disfrutaron de un típico almuerzo argentino preparado por el reconocido chef Francis Mallmann.

Cierre del viernes en el Colón

Por la noche los mandatarios y sus acompañantes disfrutron de una función en el Teatro Colón, uno de los grandes íconos de la ciudad de Buenos Aires. Allí, fueron agasajados con un espectáculo cultural, que sintetizó la identidad de la Argentina, y  luego participaron de una cena oficial. La obra fue "Argentum", y contó con la dirección artística de Ricky Pashkus. 

Producto de un largo proceso creativo y con un gran despliegue tecnológico, el show tuvo 84 bailarines en escena, 75 músicos en vivo y artistas invitados.

Durante 40 minutos, Argentum invitó a vivir una experiencia que acerca toda la riqueza de los paisajes y climas, de la flora y la fauna, de los recursos naturales, de los productos de la tierra, de la mano del hombre, de la diversidad étnica, cultural y artística de cada una de las regiones argentinas.

La Patagonia estuvo representada con la furia de su mar, el tronar de los glaciares, los barcos pesqueros que luchan contra las olas, las granjas eólicas y el trabajo duro de los petroleros. Y en ese territorio, en el que se conjugaron la estepa con la nieve y los bosques con los lagos, irrumpió la mítica figura del gaucho a caballo con la poderosa rítmica del malambo de la suite Estancia, de Alberto Ginastera.

La obra fue aclamada de pie y logró conmover hasta al presidente Mauricio Macri.

Un cuento de hadas

Esta Cumbre del G20 concluye con un mundo que se está jugando el futuro del comercio entre las potencias más desarrolladas del planeta, y entre ellas participa la Argentina. 

No son pocos los desafíos que quedan por delante, más allá de lo que surja finalmente como borrador final. Entre ellos, cómo sigue la relación entre China y Estados Unidos; Bolsonaro y el Mercosur; los acuerdos con la Unión Europea; y la gran pregunta, en definitva ¿el libre comercio trae más o menos pobreza para los países en desarrollo?

Pero hoy finaliza este encuentro histórico, que sin dudas logró ubicar a la Argentina en lo más alto. Un éxito incuestionable de esta gestión han sido las relaciones exteriores y el posicionamiento del país a nivel internacional. 

Como en un cuento de Cenicienta, atrás quedaron por unos días los problemas locales, la crisis económica, los disturbios del partido River Boca. Fueron días de gloria, nadie lo puede dudar, esperemos poder superar volver a ser calabaza la semana próxima.