Una mirada de shopping para el puerto de Buenos Aires

El apetito inmobiliario de Puerto Madero apunta ahora hacia galpones portuarios que están en plena actividad. Sólo esa situación puede explicar que el Consejo de Martilleros haya sido la entidad que inauguró las sesiones portuarias que se realizaron la semana pasada en Buenos Aires; o que se esté pensando en hacer de Buenos Aires un puerto casi exclusivamente de cruceros.

21.11.2018 12:25 | 

El problema para el puerto de Buenos Aires es que los desarrolladores inmobiliarios de Puerto Madero se han quedado sin materia prima, por eso ahora van por industrias pujantes como nuevo combustible para seguir con ese negocio. 

Hay que tener en cuenta que ya no quedan más de esos galpones obsoletos de un puerto antiguo y abandonado, que fueron los que posibilitaron el desarrollo de un gran negocio inmobiliario y la espectacular transformación en sofisticados edificios con vista al río.

Pero la diferencia es que en ese momento se le dio vida a algo que decayó naturalmente; lo que no es el caso de terminales portuarias que objetivamente hoy gozan de buena salud. De hecho, en la actualidad nadie quiere salir del negocio portuario, ni las terminales que operan en el puerto, ni los depósitos fiscales que tampoco querían cerrar. 

Por otro lado, se quiere también transformar el puerto en un gran terminal de cruceros. Ahora, ¿los cruceros sólos podrán absorber los grandes costos de mantenimiento del puerto? ¿Y qué pasa si las condiciones económicas no son apetecibles para Buenos Aires como destino turístico? Quién se va a hacer cargo del puerto.