Discuten temas comunes de salvamento en la región

Uno de los principales problemas tiene que ver con asuntos relativos a la seguridad operativa. Cada vez más, se busca trabajar con empresas que estén homologadas y cuenten con estándares específicos de seguridad y certificación de servicios para el sector

17.08.2018 17:47 | 

Consultamos a uno de los referentes del Cono Sur en la materia, se trata de la empresa Raúl A. Negro Salvamento S.A., quienes son especialistas en tareas de salvamento de buques y buceo, pero además son miembros de instituciones internacionales como la ISU (International Salvage Union) donde se analizan las tendencias y preocupaciones del sector.

Su presidente, Carlos Paz, nos contó que acaba de participar en la XXI Reunión Internacional del Capítulo Latinoamericano y el Caribe de la Association of Diving Contractors International (ADCI) que se realizó en Panamá. En esta oportunidad se pudo contar además con la presencia de The American Salvage Asociation (ASA) que reúne al grupo de empresas más importante de salvamento a nivel continental y mundial.  "Así que el encuentro fue una oportunidad única para que las empresas asociadas del rubro pudieran participar en un foro de debate, y para poder compartir experiencias y conocimientos."

Tal como nos explicó Paz, las empresas están auditadas y homologadas bajo un sistema que es internacional y común a todos los países que pertenecen a esas Asociaciones. Pero señaló que se está trabajando para que en otras regiones -como puede ser América latina-, solamente se utilicen empresas que estén homologadas por esas entidades.

"La idea es no contratar a cualquier empresa sino sólo las que cumplen esos requisitos por un tema de seguridad."

En ese sentido señaló que justamente acaba de presentar un trabajo sobre "Salvamento en Latinoamérica", que se basa en las diferencias de lo que significa ser salvamentista; asociado o ser una empresa de soporte.

"Nosotros trabajamos con especialistas en tareas de salvamento y buceo, con estándares de calidad y seguridad, con certificaciones internacionales. Tenemos buzos profesionales altamente capacitados y equipamiento técnico adecuado, con infraestructura de grandes dimensiones. Por eso, el objetivo del trabajo fue presentarle a los colegas lo que significa convertirse en empresa de salvamento internacional, que implica no sólo cumplir con estándares de seguridad sino además tener inversión, equipamiento, networking para acceder a otra mercados, con procedimientos internacionales homologados con gente que pueda ser bilingüe, entre otras cosas."    

Al respecto agregó que algo grave que ocurre es muchas veces "no se toma debida conciencia de lo que significa ser salvamentista local, porque además, de acuerdo con la Ley argentina, pasan a ser también responsables civiles, comerciales y penales."    

Por otro lado, se refirió a la actividad de la empresa en el país y la región, que abarca distintos rubros y desafíos en los que están trabajando, desde realizar el mantenimiento de estructuras sumergidas como pueden ser redes de centrales hidroeléctricas y térmicas, o una planta potabilizadora de agua; salvamentos marítimos; reflotamientos, entre otras acciones. Consultado respecto a la extracción de buques hundidos en puertos, explicó que hubo una inversión en ese sentido a corto plazo, el puerto de Mar del Plata es uno de los casos, lo que está pendiente ahora es el Puerto de Quequén en donde tienen interés en presentarse cuando salga la licitación.