¿Cuál será el futuro de la actividad naviera?

Argentina debería clarificar su posición respecto a temas de vital importancia para el transporte de mercaderías en el país y la región. El Acuerdo de Libre Comercio proyectado entre el Mercosur y la UE avanza y se esperan definiciones para el mes de agosto. Hay que tener en cuenta, que el servicio marítimo está incluido dentro las negociaciones. Consultamos a Semarbra acerca del futuro del tráfico bilateral, regional y qué se espera para la marina mercante.   

13.06.2018 14:43 | 

Primer escenario: La integración del servicio marítimo intrazona en el Mercosur

La última reunión del Subgrupo de Trabajo N° 5 de Transportes se realizó entre los días 30 de mayo y 1° de junio en la Ciudad de Asunción. La Comisión de Especialistas en Transporte Marítimo sesionó sin la presencia de la delegación oficial argentina.

El dato de mayor relevancia estuvo dado por la firme posición de la autoridad brasileña (ANTAQ),  que ratificó que las cargas feeders (transbordo de contenedores) deben integrar el futuro acuerdo regional sobre transporte marítimo, en cumplimiento del Protocolo de Montevideo sobre el Comercio de Servicios del Mercosur (artículo II.2 a).

La delegación de Uruguay, que propicia la exclusión de las referidas cargas, propuso la presentación de una nueva propuesta de acuerdo.

Las delegaciones brasileña y paraguaya ratificaron el proyecto regional del año 2005,  consensuado conjuntamente con Argentina.

Por último Semarbra brindó un informe que detalló los alcances de su propuesta de acuerdo regional y puntualizó la necesidad de contar con un mecanismo para el control de fletes marítimos, a semejanza de las cláusulas de salvaguarda y medidas antidumping de aplicación a las mercaderías.

Asimismo informó que a la fecha existen dos acuerdos bilaterales sobre transporte marítimo, que están ratificados por al Protocolo de Montevideo.

Estos acuerdos bilaterales, más las Listas de Compromisos Específicos (temas incorporados a la negociación) en cumplimiento del Programa de Liberalización intrazona del mercado común, darán por resultado el futuro acuerdo multilateral a favor de los armadores regionales, cumpliéndose así la integración que ordena el Tratado de Asunción y el Protocolo específico sobre el Comercio de Servicios.

Consultado Semarbra sobre estos temas nos manifestaron que: “la seguridad jurídica es el requisito indispensable para proyectar inversiones en el sector y en el ámbito del bilateral Argentina-Brasil y su proyección natural al  Mercosur,  el SGT5 y la Comisión de Especialistas configura el ámbito propicio para dar cumplimiento al proceso de integración en materia de servicio marítimo. Por ello y con el ánimo de avanzar en estas cuestiones que hacen al futuro de la actividad, resulta imprescindible la participación de la Subsecretaría de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante en las reuniones del SGT5 y la Comisión de Especialistas.”

Segundo escenario: El servicio marítimo en las negociaciones MERCOSUR /UE

Tal como viene siendo informado por Comex Online el servicio de transporte marítimo entre Argentina-Brasil y el multilateral del Mercosur integra la oferta presentada por Argentina a la Unión Europea.

El acuerdo de libre comercio proyectado entre Mercosur/UE parece tener ahora fecha final para su cierre. El mes de agosto próximo. Después de ese mes, se produciría el cambio de algunos negociadores europeos fundamentales para cerrar el acuerdo, que viene siendo negociados desde hace 20 años, con la participación de algunos negociadores que se mantienen activos a la fecha.

La semana pasada, en la ciudad de Montevideo,   concluyó una nueva ronda del Comité Biorregional MERCOSUR/UE.

Una fuente europea, para quien "el principio del final [de las negociaciones] está ahí", advirtió, en declaraciones a la agencia AFP, que todavía queda trabajo en temas prioritarios para ellos como los automóviles, los servicios marítimos, los productos lácteos y las indicaciones geográficas.

El sector armatorial argentino, a través de Semarbra,  ha seguido de cerca las negociaciones del Comité a finales del año pasado en Brasilia y en los diferentes encuentros de las Comisiones de Comercio, Industria; Ciencia y Tecnología; y Relaciones Exteriores del Senado de la Nación.

Consultados sobre el particular nos sintetizaron la posición europea. La misma consiste en el acceso irrestricto a las cargas del bilateral y del Mercosur; sin aplicación del principio de reciprocidad a favor de los armadores regionales respecto de los tráficos europeos; y sin realizar inversiones en el país.

Por otra parte, destacan que los armadores europeos operan con segundos registros y buques de bandera de conveniencia. Es decir a costos y fletes por debajo del mercado, configurando así una deslealtad comercial, además de registrar posición dominante en el mercado,  producto de las megafusiones de las navieras que transportan contenedores, lo que ya ha suscitado investigaciones administrativas en muchos países.

Sumado a todo ello, la Unión Europea cuenta con mecanismos para contrarrestar las prácticas de fletes desleales para el transporte marítimo. Es decir una clara política naviera a favor de los armadores europeos.

A manera de cierre el Semanario entiende que la Argentina debería clarificar su posición respecto a estos temas de vital importancia para el transporte de mercaderías regional.

En tal sentido hemos solicitado una entrevista con el Subsecretario de Puertos y Vías Navegables de la Nación para profundizar sobre estos temas; conocer cuál es la política a implementar para los armadores argentinos en el marco de estos posibles escenarios, y qué se espera que ocurra en agosto próximo.

Es decir cuál será la actitud de dicho organismo en el caso de que el acuerdo UE Mercosur prospere; y ante la eventualidad de pedidos de cese de bandera argentina. En tal caso si se está considerando un segundo registro para buques o cláusulas de salvaguarda y medidas antidumping que podrían aplicarse como mecanismo para fletes.  Quedamos a la espera de su respuesta.