Más sobre las oportunidades en Vaca Muerta

11.06.2018 11:43 | 

Uno de los invitados por el Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca a debatir sobre los desafíos que ofrece el desarrollo de los hidrocarburos no convencionales fue Jorge Sapag, ex gobernador de Neuquén.

En su presentación explicó que durante su mandato los yacimientos convencionales se habían comenzado a agotar, enfrentaban una crisis financiera internacional sin precedentes y la industria iba a despedir a unos tres mil trabajadores. 

Por eso, en ese momento, año 2008, decidieron extender los contratos de concesión "para que las empresas pudieran invertir e incentivar la exploración y el desarrollo no convencional. Y ya en 2010, YPF fracturó el primer pozo de petróleo no convencional en Loma de La Lata. En 2013 puso en marcha el primer desarrollo masivo fuera de América del Norte, lo que dio inicio a este camino de crecimiento de la actividad hidrocarburífera en Neuquén, el cual no estuvo carente de obstáculos, pero que abrió el camino para más de 22.300 millones de dólares de inversiones que recibió Neuquén en los últimos seis años”

Según dijo si no hubieran tomado esas medidas, en Neuquén la producción actual de petróleo sería menos de un cuarto de la que teníamos en 2000 y en el caso del gas tendríamos menos de la mitad de la que teníamos en 2004. 

"Imaginemos el impacto que hubiera tenido esto en la economía del Neuquén, pero también de la Nación; ya que se habría agravado fuertemente el déficit comercial”

Sapag señaló que gracias a la geología de Neuquén, “que es una de las mejores del mundo", y a las tecnologías no convencionales "que en pocos años avanzaron de una manera fenomenal, estamos terceros a nivel global en la cantidad de pozos no convencionales perforados, detrás de Estados Unidos y Canadá y la mitad del gas y del petróleo que actualmente produce Neuquén es no convencional”.

Respecto al impacto en la economía local, indicó que generó más de 20 mil nuevos puestos de empleo en blanco por parte del sector privado, entre otros beneficios como el aumento del consumo, y mayores ingresos para la provincia por el pago de regalías, impuestos, cánones, etc. 

Por otro lado, Sapag advirtió que hasta hace poco tiempo atrás el problema que había era la falta de producción de gas mientras ahora los desafíos hacia adelante tienen que ver con: generar nuevos mercados para la mayor producción de gas que están teniendo, cómo almacenarla, cómo transportarla y cómo agregarle valor en origen.  

“Para esto, Bahía Blanca y su puerto de aguas profundas, al que esperamos poder estar conectados en un futuro desde Añelo por tren, son un eslabón muy importante, ya que es el puerto natural para Vaca Muerta, tanto para importar insumos, como para soñar que en un futuro podamos exportar gas licuado” concluyó. 

Estas declaraciones se dieron en el marco de las jornadas para analizar el tema que organizó el puerto de Bahía Blanca, de las cuales participó Comex Online.

Allí expusieron también el intendente bahiense, Héctor Gay y el presidente del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca, Dr. Miguel Donadío.

Allí Donadío señaló que desde el puerto organizaron un evento especial sobre el tema   para analizar cuál es la verdadera dimensión de Vaca Muerta, qué significa para la región y para la Argentina desde distintas miradas. 

En tal sentido destacó de qué manera Argentina se prepara para este desafío y cuáles son los aportes que puede realizar el puerto; e hizo referencia a las posibilidades que brinda el yacimiento para el puerto de Bahía Blanca y la región.

“Queremos seguir apostando a Vaca Muerta”

La firma Sea White se encarga del movimiento de arenas especiales desde Bahía Blanca a Vaca Muerta que son utilizadas en el proceso de perforación de pozos.Ellos han realizado una apuesta a brindar servicio y armar una buena logística con la arena.

Uno de los directicos de la compañía, Adrián Forte, recalcó en diálogo con Comex Online lo fundamental del ferrocarril que se va a licitar en octubre para empezar la obra a fin de año. Se trata de 600 km de vías. 

Su visión es que el desarrollo que se necesita del ferrocarril, no significa disminuir la cantidad de camiones, sino agregar medios porque la carga de arena y de productos que van a ir a Vaca Muerta va a crecer. 

“Si eso mejora entonces vamos a poder crecer, sino seguimos con condiciones adversas para poder competir.” 

Sobre Bahía Blanca dijo que es un puerto clave en el desarrollo de Vaca Muerta, con mucho potencial.

“Hay que poder armar una logística para que la arena pueda llegar en barco a Bahía Blanca y que luego se pueda trasladar a granel a Vaca Muerta. Hoy está faltando el tema del barco, y es clave mejorar el ferrocarril en Argentina.”

También explicó que su rol es la inversión, porque “generando inversión vienen las fuentes de trabajo, y hay que trabajar en el financiamiento a largo plazo que es fundamental. Nosotros seguimos haciendo inversiones, estamos invirtiendo en Vaca Muerta, estamos haciendo un sistema de carga para reducir costos, para poder llevar la arena directo al pozo y que se pueda seguir abasteciendo desde acá, de Bahía Blanca hacia Añelo, en Neuquén. La reducción de costos es clave”.   

Con aporte de tecnologías para la extracción

Otra empresa interesada en colaborar para el desarrollo de Vaca Muerta, y con productos interesantes para ofrecer en el manipuleo de las arenas es Tecmaco.

Según nos explicó, uno de sus directivos, Ángel López, ellos tienen en la gama de maquinaria Sennebogen, la llave para lograr una mayor eficiencia en la logística de arenas. 

Porque la maquinaria Sennebogen es líder en el movimiento de arenas a granel en el mundo, y “nosotros acá somos los representantes en Argentina de esta marca. Venimos navegando con ellos exitosamente otros mercados, pero el mercado de la arena antes era muy chico en la Argentina, y ahora con todo este desarrollo se potencia.

Ellos poseen maquinaria para trabajar en todo el espectro de la logística con arena, desde cargar camiones y cintas, ferrocarriles; también maquinas más grandes para descargar arena o piedra en el puerto; y una de mayor tamaño incluso que puede descargar barcos, del tipo de pluma reticulada sobre pedestal, con asistencia hidráulica y eléctrica, móvil.  

“Ahora estamos enviando una máquina Sennebogen 870, que son las de menor tamaño, una a Añelo, y otra a Río Negro. La ventaja de todos estos equipos es que son más eficientes porque descargan con un movimiento más práctico que el de una pala cargadora.”

En ese sentido la empresa ofrece realizar estudios logísticos gratuitos por tonelada de descarga.