Preocupación de la CAC

Es por la escasez de monedas, y por el cobro de comisión en depósitos bancarios 

21.05.2018 10:47 | 

La Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), entidad federal representante del sector comercio y servicios, manifiesta su preocupación tanto por la reciente implementación por parte de las entidades bancarias del cobro de una comisión por depositar dinero en efectivo como así también por la escasez de monedas que nos están reportando nuestros socios en el interior del país.

“Es inaceptable que sumado a la enorme presión fiscal y aumento de tarifas, los comercios tengan que pagar por depositar el dinero en los bancos y además tengan problemas por no conseguir las monedas necesarias para dar los vueltos”, expresó Natalio Mario Grinman, secretario de la CAC.

En relación al cobro de las comisiones por depósitos en efectivo, los principales afectados están siendo las PyMEs, hipermercados, tiendas de electrodomésticos y empresas prestadoras de servicios.

Debe recordarse que estos cambios surgieron a partir de las Comunicaciones “A” 6176 y “A” 6177 del B.C.R.A., a través de las cuales aquellos bancos que tengan excedentes de efectivo podrán compensarlos con aquellos que tengan faltantes, haciéndose así de una tasa de intercambio a su favor, lo que rebate, sustancialmente,  el argumento de cobrar una comisión por tener mayor efectivo en caja, cuando la posibilidad del desvío de fondos al circuito de operaciones en efectivo afecta seriamente a la bancarización y a la posibilidad de obtener importante rentabilidad por las entidades financieras.

Nuestra Entidad apoya todas las medidas tendientes a formalizar la economía a través del uso de nuevos medios de pago electrónicos y de la bancarización, por lo que no consideramos oportuno que el comercio afronte estos cargos toda vez que no ayudaría al proceso de desinflación que está llevando adelante el Gobierno Nacional y eliminar la competencia desleal y la trama delictiva que cubre la venta ilegal.

En cuanto a la escasez de monedas en circulación, estamos recibiendo reportes principalmente de nuestros socios del interior del país, manifestando su preocupación. Dicha situación se incrementó con la salida de circulación de los billetes de denominación de $2 y su reemplazo por monedas de idéntico valor, reemplazo que parece no estar cubriendo las necesidades del mercado.

Por otra parte, es importante mencionar que la logística de manejo, traslado, almacenamiento y emisión de efectivo tiene unos costos muy significativos para el sector, por lo que instamos a las autoridades a modificar las regulaciones tendientes al transporte de dinero a fin de disminuir los mismos.

Cabe también señalar la necesidad de analizar seriamente los factores que inhiben la expansión de la bancarización, la disminución de la informalidad y las distorsiones de la rentabilidad sectorial.

Es muy importante en este aspecto la reciente sanción de la Ley que mejora el Mercado de Capitales, pero creemos que la opción es tener en una bancarización similar a la de los países que crecen ordenadamente y eliminar la informalidad y la incidencia en el costo argentino del costo financiero (intereses y múltiples comisiones y gastos).

Si bien en la actualidad la oferta de recibir pagos a través de medios electrónicos se encuentra en expansión, aún no existe un cambio cultural en los consumidores, por lo que el dinero en efectivo, especialmente en el interior de nuestro país, continúa siendo el medio de pago más utilizado. Este cambio cultural no puede ser obstaculizado o afectado por criterios de rentabilidad de corto plazo, sin advertir los objetivos de mediano plazo.