Jornada de gestión tecnológica en la UTN Buenos Aires

Capacitar para la nueva economía

Estamos viviendo la cuarta revolución productiva, con el desarrollo de procesos y maquinas inteligentes. ¿Cuáles son los desafíos que presenta la economía del conocimiento y cómo encararlos?

24.04.2018 15:40 | 

Para analizar este tema participamos de las Jornadas de Gestión Tecnológicas donde se debatió sobre la Industria 4.0 y la economía del conocimiento.

El evento se desarrolló en el Aula Magna de la UTN, Facultad Regional Buenos Aires y su objetivo fue la divulgación técnica para empresas motivadas por la mejora en sus máquinas o de sus procesos productivos.

Allí el Ing. Carlos Pallotti, asesor en políticas públicas tecnológicas y con experiencia en la industria de las tecnologías aplicadas a procesos industriales, explicó que "estamos viviendo una revolución productiva digital, que está pasando ahora. Eso no implica el desplazo del hombre pero si su necesidad de capacitación y desarrollo de habilidades congnitivas para ser parte de este desarrollo."

Según su visión, "el que no desarrolle habilidades para esta nueva economía va a quedar afuera. Como pasó en la revolución industrial. Es necesario entender que ahora estamos frente a una transformación de industrias más "cerebro intensivas" y menos "manufactureras."

También dijo que Argentina ya ingresó a la sociedad del conocimiento, cada vez más dinámica e interconectada. "Hoy el país cobra el 6.3 por ciento del PBI de la economía del conocimiento, por ejemplo vende servicios de ingeniería para el exterior, arquitectura, contabilidad, la industria de la informática que está creciendo, el sector audiovisual, etc.; pero existe un déficit en el sistema productivo local de desarrollo de tecnología donde se necesita una transformación productiva." 

En cambio, el campo sí viene invirtiendo y busca aggiornarse en esta nueva sociedad del conocimiento, que además implica un cambio cultural.

Según Pallotti hay mucha capacidad en el país, pero el déficit está en el sistema educativo. "Hay que reformarlo, porque está armado con un concepto del siglo XX" advirtió. 

También disertaron en la jornada el Ing. Arturo Rodriguez Ponti, presidente del Instituto Argentino de Informática Industrial quien hizo una análisis de la situación actual y se refirió a metodologías de desarrollo y programas de capacitación. Identificó cuatro elementos o pilares que marcan la pendiente de esta cuarta revolución y cómo competir en un mercado globalizado, que tienen que ver con lograr una producción más flexible y personalizada, con comunicaciones en tiempo real; también es importante el aprovechamiento de recursos naturales y la automatización como respuesta a la deslocalización de empresas.

Luego Rubén Arriola y el Ing. Bittor Larraioz, de Larraioz Electronika hicieron hincapié en la parte práctica de cómo llevar a cabo esta revolución para cambiar la industria. Es decir, los  recursos actuales para automatizar máquinas y procesos, de acuerdo con su experiencia que se aplica en Europa.

En tal sentido repasaron la situación de la neumática e hidráulica en las empresas. Aspectos relativos a la producción y verificación simultánea; movimientos controlados, posición velocidad y fuerza "imprescindibles en la fabricación flexible". Como así también se refirieron a los accionamientos eléctricos actuales, mecatrónica, robótica; costos de procesos productivos, y factores que no se suelen tener en cuenta.

Este interesante evento organizado por el Instituto Argentino de Informática Industrial (IAII ) estuvo dirigido  a empresarios, profesionales y responsables de innovación o desarrollo con visión de futuro.