EXPOAGRO

El heroísmo del campo argentino

22.03.2018 12:09 |  Fuente: Lic. Adrián Alonso,enviado especial ExpoAgro

Tractores, pulverizadoras, sembradoras y fertilizadoras inteligentes; pilotos automáticos, tecnologías de análisis de imagen, ya sea obtenida de forma satelital o por vehículos no tripulados  y su utilización en la toma de decisiones en las diferentes etapas de los cultivos o actividad ganadera conforman la nueva agricultura abriendo la ventana al futuro agroindustrial argentino son algunas de las noticias más recurrentes esta semana.

Es que finalizó  Expoagro 2018 en la localidad bonaerense de San Nicolás y allí se observó todo el pensar, proyectar y realizar del campo argentino, sector económico que genera 3 de cada 4 empleos en el país y más del 50 % del PBI. En este contexto las apuestas de las empresas semilleras, de maquinaria agrícola y servicios no dejaron afuera las economías regionales como la vitivinícola, la olivícola y la frutihortícola.

Todo lo contrario, los genetistas de empresas como Nidera y Syngenta intentan resolver los desafíos del desierto para sus semillas tanto en especies como variedades. Empresas de maquinaria agrícola como Case presentaron su pulverizadora inteligente al igual que New Holland, donde no cesaron de anunciar la pronta presentación de su nueva cosechadora de uva para espalderos y hacer gala de su familia de cosechadoras “binormas”, es decir para la vid y el olivo.

También hubo tiempo para analizar las soluciones integrales al agro como las de IPESA o Abelardo Cufia.

Asimismo, las automotrices  como Volkswagen, Toyota, Iveco o Ford entre otras miran la actividad minera tradicional sanjuanina vinculada al agro para expandirse en ventas. En síntesis: las crisis, problemas climáticos y el crecimiento poblacional plantean serios desafíos donde el productor argentino, empresas del sector e investigadores en conjunto diseñan los caminos para resolver.

Las perdidas anunciadas por las cuatro entidades del sector granelero superarán los U$S 4.500 millones, una tercera parte de ellos destinados a la renovación de tecnologías, pero el  campo no baja los brazos y las empresas vinculadas y traccionadas por el sector ya se readecuan para acompañar en este mal paso.