Ataque a los sobrecostos del área portuaria

La primera política a la que apuntan desde la Dirección Nacional de Transporte Fluvial y Marítimo es tratar de resolver los problemas y ser facilitadores del comercio, destacó el titular del área Gustavo Deleesrsnyder en el marco de la 9º reunión del Timón Club, del 64º Ciclo de Conferencias

30.11.2017 14:33 | 

En su disertación Deleesrsnyder hizo una síntesis de las acciones que están llevando adelante y hacia dónde quieren ir.

¨Vinimos a ordenar un sector que estaba muy desordenado, que era ineficiente, atravesado por sobrecostos, muy oscuro en algunos sectores, con falta de condiciones de competitividad¨ explicó el funcionario.    

Al hacer referencia a los costos de las empresas del Estado, y por otro lado de los servicios portuarios, advirtió que se encontraron con muchos sobreprecios ¨así que hicimos una revisión exhaustiva de contratos, encontramos en muchos casos que los pliegos en las Licitaciones no eran los suficientemente abiertos para que las ofertas sean transparentes y las mejores. ¨

Otro eje al que apuntan es cambiar la reglamentación. ¨Hay medidas que dinamitan el comercio, así que buscamos ir modificando las reglas que no funcionan¨.

Por otro lado, en su alocución hizo referencia a la Ley de Marina Mercante que acaba de sancionar el Congreso y dijo que ¨es la mejor Ley que podemos tener hoy.¨

Mirando lo que es la navegación señaló tres ejes para trabajar que son el capital, el combustible y el personal.

Según su visión: ¨Esta la Ley, con distinto impacto, mira los tres aspectos¨.

Con respecto al arancel cero para la importación de buques nuevos, y hasta 8 años de antigüedad por los primeros 4 años, contó que tienen el compromiso de varios armadores y creen que no van a tener menos de 10 incorporaciones en los primeros 12 meses de reglamentación de la Ley. También destacó el bono sobre el combustible con aporte del Estado ¨que dará un incentivo¨;  y en materia laboral, las reducciones de los aportes patronales, ¨son un paso¨.

Asimismo, agregó como factor positivo el compromiso que lograron en el 2016 en las mesas tripartitas entre Gobierno, sindicatos y empresas ¨donde hemos consensuado algunas tripulaciones ajustadas para determinados tráficos, y menor coeficiente de licencias, con el compromiso adicional de trabajar en los convenios. Nuestro deseo es tener niveles salariales acordes con lo que es a la actividad, pero que nos permita competir.¨

Concluyó diciendo que el desafío ¨es lograr un mayor desarrollo de la actividad portuaria, ocupar los mares con la bandera nacional y poder ir al mercado regional de la mejor manera posible¨,