El sector privado como espectador de las negociaciones UE - Mercosur

En un marco de incertidumbre para los empresarios del país, la certeza es que el acuerdo se firmará indefectiblemente en el mes de diciembre próximo.  

13.11.2017 10:11 | 

¨Cada encuentro parece una nueva puesta en escena¨, nos explicó un empresario que viajó a Brasilia con el afán de comprender mejor qué se está negociando; en qué etapa concreta de la negociación están; qué sector quedará finalmente en el grupo de los beneficiados; y cuáles serán los desahuciados que sentirán el “ajuste”.

El balance de la última convocatoria de negociaciones entre la Unión Europea y el Mercosur que transcurrió la semana pasada en Brasil es que a excepción de los exportadores de carne y etanol, que quieren conocer cuánto van a vender, el resto desconoce concretamente cuál será el futuro de su actividad económica, producto del grado de subsididos declarados  y encubiertos con que cuentan los sectores productivos europeos, que en la práctica se traduce en una “competencia desleal/ inequidad” para los nativos del Mercosur.

Las definiciones llegarán entre el 27 de noviembre al 6 de diciembre cuando se realizará la última ronda de negociaciones en Bruselas; para firmarse en el mismo mes de diciembre el Acuerdo.

Es indudable que será una prueba de fuego para el Mercosur porque quedará en evidencia si en realidad es un mercado común o sólo una plataforma de negociación donde se reúnen para negociar individualmente como país.

Otra certeza es que Argentina ha encontrado a través del acuerdo con la UE la vía rápida para su proyección a 30 años hacia el futuro, lo que requerirá de la noche a la mañana convertir a sus sectores económicos en altamente competitivos.