Por una mejor competitividad, ¿sin seguridad?

Esa es la mayor preocupación que navegó el IX Foro Latinoamericano de Prácticos. Según explicaron la obsesión del Gobierno por bajar costos en el transporte marítimo y fluvial está equivocando el camino, y descuidando lo más importante, que es la seguridad en la navegación y el cuidado del medio ambiente. Este proceso se repite en otros países de la región. 

02.11.2017 12:21 | 

Uno de los puntos del programa fue ¨silencio ...el sonido de la seguridad¨ que resume lo que le está pasando al practicaje en la Argentina, y a nivel internacional.

Según la visión generalizada de todos los capitanes y prácticos asistentes al Foro el principal problema es que el término ¨seguridad¨ desaparece de todos los discursos. ¨Se está encarando mal el tema. Es decir, hay un mal diagnóstico de situación, por desconocimiento de la profesión, y por lo tanto se aplica una mala terapéutica¨.

También otro argumento que consideran erróneo es que si baja el practicaje baja el costo del flete, cuando ¨este año el practicaje bajó sus tarifas y sin embargo el flete está casi el doble.¨

Tal como explicó el Capt. Pablo Pineda, a través de los medios de comunicación se generó una visión equivocada: que prácticos baratos permiten lograr procesos competitivos. Cuando la calidad del servicio del practicaje ¨es la seguridad¨, y si eso se compromete, todos van a salir perjudicados.  

¨Es al revés, manteniendo cánones de seguridad un proceso se convierte en competitivo; porque si no además se está atentando contra la principal función que que es proteger el bien común.¨

Asimismo, se advirtió que durante este período se han escuchado los más ¨diversos dislates¨ sobre la profesión. Entre ellas, que bajar tarifas reduce los costos del flete; que con ello se beneficia a los productores argentinos; que van a venir más barcos a la Argentina porque los prácticos hoy son muy caros; hasta se llegó a escuchar que por 2 días que los prácticos no trabajaron aumentó el precio de la soja en Chicago por la demora ocasionada a los buques.

Como contrapartida los prácticos sostienen que una reducción de tarifas es una mera transferencia de divisas del sector hacia los exportadores y cargadores.

En su alocución Pineda presentó el caso de Fertimport (agencia marítima que pertenece a la firma exportadora de cereales Noble) que goza de créditos en la facturación de su servicio de practicaje del orden del 40 por ciento desde hace más de 15 años; sin embargo ese beneficio va directamente a las arcas de sus propietarios. ¨No vemos que los chacareros hagan cola para venderle a esta cerealera porque le dan un 40 por ciento de beneficio.¨  

 ¨Nuestra función es la seguridad, que no tiene precio. Es hora de que lo hagamos entender en los ámbitos gubernamentales¨ destacó en la misma línea el presidente de la Cámara de Practicaje, Claudio Tubio.

Otra interesante presentación desarrolló el tema del practicaje del litoral y el Río Paraná, que fue realizada por el capitán Venturini, quien explicó cuál es la capacitación del práctico para poder desarrollar su trabajo.

También señaló que en el caso del Río Paraná los prácticos requieren una determinada dedicación, ya que el conocimiento de la zona es necesario para poder desarrollar la tarea por la complejidad y dimensión que presenta. 

¨La tarea del práctico es preservar los intereses de la Nación, brindando seguridad ya que por esa vía salen las principales exportaciones e importaciones del país. Y eso es lo que se ha vulnerado persiguiendo un fin económico desde 1991 a la fecha, descuidando lo más importante que es la seguridad.¨  

A eso hay que agregar otro problema que afrontan los prácticos en el país, que es que tienen que maniobrar con canales muy estrechos, para el tamaño de embarcaciones actuales, con buques que muchas veces exceden el calado máximo. 

Polémico Decreto

A lo largo del Foro, que duró tres días, quedó en evidencia que los prácticos se encuentran inmersos en un conflicto con las autoridades competentes del sector que buscan reducir sus tarifas con el argumento de bajar costos para lograr competitividad.  

Incluso esta semana se abrió un nuevo frente entre prácticos y Gobierno, con un Decreto que salió publicado en el Boletín Oficial donde se intenta regular la actividad del practicaje con nuevas disposiciones.

Las opiniones en el ámbito del Foro fueron que cuando en un régimen de una actividad que las personas prestan en forma privada, a través de un acuerdo entre privados, hay más artículos dedicados a sancionar que a explicar o fomentar la actividad es porque el sistema está mal.

¨Esta es una medida dirigida para perjudicar algo puntual y no apunta a hacer funcionar un servicio o actividad¨.  

¨Hay que revisar el sistema que se está implementando porque está equivocado.¨

Como Asociación ¨lo que nos preocupa son las condiciones en las que vamos a ejercer la profesión, de hecho vemos que el Decreto tiene varias aristas de dudosa legalidad¨, concluyeron. 

Entre otros puntos que causaron polémica el Decreto dice que ¨La Armada y la Prefectura deberán prestar los servicios de practicaje en aquellas zonas donde a juicio de la autoridad de aplicación no hubiera práctico o la oferta de los servicios adquiriesen comportamientos monopólicos¨. 

¨El práctico deberá prestar servicio en todo momento, debiendo las empresas de practicaje disponer de al menos un 33 por ciento de sus profesionales en condiciones de Guardia Operativa permanente.¨

¨Los servicios de transporte necesarios para asegurar el embarque y desembarque del práctico, podrán ser prestados y/o contratados libremente por los usuarios. ¨

¨El práctico no podrá negarse a utilizar los medios de transporte provistos por el usuario y necesarios para acceder al buque siempre que aquellos estén debidamente habilitados, ni podrá condicionar la prestación del servicio a la contratación de otros servicios ajenos al del practicaje.¨

¨La autoridad de aplicación del presente fijará las tarifas máximas de los servicios involucrados.¨