Nota de opinión

La minería, como chivo expiatorio de un tema político

18.04.2017 12:45 | 

A raíz de un nuevo incidente en la mina de oro ubicada en Veladero, y que opera la firma Barrick Gold, la incertidumbre es grande en la provincia de San Juan. 

Todos sabemos que existió, desde que comenzó el desarrollo minero sanjuanino, un ¨Padre¨ político. El problema es que hoy ese es un ¨nombre¨ que nadie quiere pronunciar, por lo cual la situación es complicada.

El cuadro es difícil: pinta a una empresa con malos manejos evidentes, en el medio de desavenencias políticas, con un nuevo incidente que ahora le explota a la nueva administración provincial, que no quiere ni puede mirar para atrás. 

En ese contexto,  no se sabe qué va a pasar con el futuro de Barrick, y de la misma Provincia, o cuál será el impacto de todo ésto, que tendrá sus graves consecuencias.

En tal sentido, intentamos contactarnos con el Ministro de Minería de San Juan. Como era de esperar, no pudimos hacerlo, por lo tanto muchas preguntas quedan sin respuestas: ¿cuál es la actitud de la Provincia tras este otro derrame y luego de analizar todos los incidentes anteriores ? ¿qué evaluación hacen en este caso, sobre causas, consecuencias, e impacto ambiental? ¿si se va Barrick de Argentina, cuál será el efecto para San Juan dado que la minería es una de las mayores actividades laborales del distrito, e incluso tienen otro proyecto en marcha?  ¿es posible quitarle la concesión de la mina?

Por el momento ya se ordenó la detención de las operaciones de la explotación, pero el tema ya pasó de la Provincia a la órbita nacional, en donde interviene un Juez Federal, Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, con acciones de amparo, medidas cautelares. También se investiga la posible violación a la Ley de Glaciares y saber qué ocurrió con inspecciones ordenadas en 2015 que no generaron ninguna decisión administrativa o judicial que pudiera evitar los accidentes otra vez.

Teniendo en cuenta los hechos, si algo se le puede endilgar como responsabilidad a la Provincia, es que nunca se dedicó a generar un equipo técnico de calidad para el control como debió ser. 

A eso se suma que ahora una empresa minera CHINA compró el 50 por ciento de la participación de Barrick en la mina Veladero.

Pensar en la posibilidad de una nueva concesión de Veladero y el ingreso de alguna empresa con mejores calificaciones en cuanto al cuidado del medio ambiente y normas de seguridad es casi una utopía en este contexto. 

Es decir, se viene una etapa de replanteo del desarrollo minero , el impacto ambiental y el futuro de San Juan, con la gente de rehén de esta trágica realidad.