La participación de Chile en el comercio exterior de Argentina está en su mínimo valor en 29 años

Un análisis de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) señala que en 2016 Chile fue el quinto socio comercial de la Argentina, con una incidencia de 2,6% en el comercio exterior nacional. 

09.02.2017 18:06 |  Fuente: CAC

En 2002, cuando alcanzó la máxima participación en el comercio argentino, era el tercer principal socio de nuestro país, por detrás de Brasil y Estados Unidos. La caída en el comercio bilateral de los últimos años se debió principalmente a la reducción de las exportaciones argentinas hacia el país trasandino.

        

Durante el año 2016 las exportaciones hacia Chile totalizaron 2.297 millones de dólares, lo que implicó un retroceso de 4% respecto de las ventas de 2015. Se concentraron principalmente en productos de industrias alimentarias (19%), productos de industrias químicas (14%) y productos del reino vegetal (12%).

Las importaciones desde Chile fueron de 689 millones de dólares en 2016, siendo 4% inferiores a las compras del año anterior. El 17% fueron productos minerales, mientras que se registró un 12% de compras de productos de las industrias alimentarias.

La relación comercial con Chile le significó a la Argentina un superávit de U$S 1.608 millones en 2016. De esta forma el superávit comercial acumula su cuarto año consecutivo en retroceso, habiendo disminuido en un 60% desde 2012 (alcanzaba los 4 mil millones de dólares). Esto se explicó en un 90% por la reducción de las exportaciones hacia Chile, que en 2016 fueron las más bajas desde 1999.

La reunión entre el presidente Mauricio Macri y su par de Chile, Michelle Bachelet el domingo 12 febrero, será de significativa importancia para el MERCOSUR ante la nueva postura proteccionista de los Estados Unidos de América. Dentro de la región latinoamericana, Chile se destaca por su alto grado de integración internacional, al contar con 26 acuerdos comerciales con más de 60 países de todo el mundo. En la relación bilateral, el comercio entre Argentina y Chile se encuentra en un nivel muy deprimido, y el contexto mundial se presenta como una gran oportunidad de mejorar la relación entre ambos países y como una posible puerta de entrada a la Alianza del Pacífico.